Mi mochila.

Uno va acumulando, ya sean experiencias, fracasos, dudas…..

Se crean sueños, se despierta uno en la realidad cotidiana…..

Creamos expectativas, reales unas, escasas otras, imaginadas las demas….

Vamos acumulando horas, segundos que transcurren inexorables, vacios en ocasiones, llenos en otras…….

Y asi transcurren la gran mayoria de los instantes que vivimos, sin darnos cuenta que, la mochila vital nuestra, aquella que solo nos pertenece, se va llenando.

En ocasiones, esta tan llena, pero tanto, tanto y tanto, que dejamos de acumular, dejamos de intentar posibles o imposibles, nos convencemos de que nuestro paso poco mas puede aportar o aportarnos.

En otras, y por desgracia, mas frecuente que la anterior, se encuentran esas mochilas del Dechatlon, esas de 5 euros la unidad, aquellas que todo el mundo tiene para no se sabe que momento, incomodas de llevar, con poca capacidad e incluso, y esto es lo mas grave, en un color que ni siquiera nos gusta¡¡¡.

Asi que para ambos, los que creen que ya esta bien, los que creen que el cansancio de las piernas les es razon suficiente para dejar de seguir, los que creen que ya no hay mas accesorios para añadir a esa particular mochila, para los que creen que con una baratilla tienen mas que suficiente, para los que creen que con poca cosa basta, para los que no les incomodan unas cinchas, las que sujetan esa mochila, sean de mala calidad, porque al fin y al cabo, poco van a llevar………para todos ellos he aquí una reflexion.

Advierto que dicha reflexion nacio en el dia internacional del recuerdo.

¿Existe?

Si no existe, deberia.

Es el dia en que recuerdas instantes especiales, dias que surgen de la mochila de la espalda, de los que rebuscas dentro de ella para sacarlos a la luz, de los que maldices porque las dejaste en un rincón porque no querias llevar mas peso, y ahora te lamentas.

Es el dia que te das cuenta que aquello que querias guardar, rompera la cremallera de la mochila que llevas en tus hombros, hombros por cierto, un pelin incomodos, cosas de no estar acolchados como debiera.

Porque al fin y al cabo, se basa en eso, en que nos tendrian que enseñar, en la escuela, en nuestra casa, que esa mochila es especial, que ha de ser fuerte y ligera, grande y comoda, impermeable a la humedad de la soledad, resistente a los vientos de la fortuna, con gran capacidad para la curiosidad, para el deseo de aprender, de descubrir, con grandes bolsillos para tener a mano aquellos recuerdos tan especiales e importantes, con gruesas cinchas que no hicieran cansarnos los hombros por llevarla, con cierres practicos y simples para abrir con rapidez y guardar lo importante.

Somos capaces de comprarnos un movil y colocarle una tarjeta de memoria enorme¡¡¡, tan grande que es muy difícil de llenar, solo para no tener que ir borrando a cada momento, archivos, fotos, videos y que se yo.

Y nuestra mochila……, bueno, ella esta ahí, esperando compartir con nosotros los amaneceres frios de un verano, los calidos anocheceres del invierno, y si vas a decirme que estan al reves……bueno, es mi mochila¡¡, y en ella los guardo asi.

Camino

Hace buen tiempo….cosa rara de expresar si tenemos en cuenta que son las dos de la mañana¡¡¡.

Pero si, así es, acabo de acabar otra jornada mas de trabajo, calles poco concurridas, nunca vacías es verdad, pero nada que ver con el bullicio de hace apenas una hora, quizás estén recluidos en todos esos lugares de moda, a los cuales nos recluimos casi como en manada.

¿Soy diferente a ellos?

No tanto realmente, porque si bien, de forma individual, podría y escojo a mi libre albedrío, en cuanto me uno, nos unimos a un grupo, la cosa cambia…la pregunta de rigor es ¿Dónde vamos?, y así nos tiramos un buen rato, mareando la perdiz, recordando esto u aquello, proponiendo sitios de los cuales solo hemos oído de referencia, cambiando de conversación, de conversador, con la misma rapidez con la que no nos atrevemos a escoger, quizás, porque en el fondo ya estamos bien así, todos juntos, algo que nunca diremos.

Pero estoy de vuelta del trabajo, así que escojo el camino para que este aire calido de la noche me temple el alma, quizás porque ha sido un día largo, quizás frustrante, quizás alegre y pleno, no lo se, pero si se que el camino, el aire en la cara, el ronroneo del motor entre mis piernas, la vibración de las ruedas en mis manos, esas luces que voy persiguiendo, dando alcance, sobrepasándolas y dejándolas a mi espalda, esa fugaz mirada que lanzo a lo lejos, a mi derecha, a mi izquierda, a quien me sobrepasa, con prisas en ocasiones, con el tiempo parado en ese gozo particular mió de hacer el camino…..

Curvas, rectas, semáforos, cambios de marcha, acelerar, frenar, toda la mecánica de la conducción, automatizada en gestos que hago sin pensar, solo sintiendo, como este aire calido, con el deseo de la llegada a destino y con el deseo escondido ahí, en lo mas profundo del deseo de un camino interminable, un deposito infinito, el tiempo detenido en esta oscuridad, con esa canción o melodía que susurras en tu pensamiento…..

Y piensas en aquellos que, como tu ahora, estaban al timón de una nave, dirigiendo un vehiculo, en noches como esta, con la vista pendiente de las estrellas, de los carteles indicadores, para no perder el rumbo fijado, con el oído atento a las olas, a los sonidos que pudieran mezclarse con los propios de tu moto que indicaran algún peligro, y con la vista fijada en el infinito, atesorando ese placer que da el estar ahí, tus manos en el timón, en ese manillar que gira a tus deseos……

Siempre necesitaremos saber donde vamos, pero en noches como esta…….el camino desconocido es sencillamente perfecto¡¡¡¡

Repetimos

Una de las cosas que mas me impacto, cuando trabajaba con personas mayores, era la cantidad de temas pendientes que casi todos, sin casi excepcion, acumulaban, sueños inacabados, deseos no cumplidos, pero sobre todo, principalmente eran los arrepentimientos, de todo tipo, de toda epoca, de toda condicion.

Y que quieres que te diga?.

Daba mucho por pensar, oirles escuchar sus batallitas, verles mirar, en un momento sin venir a cuento, con esa mirada lejana, distante, recordando……

Sin duda, el momento en el que los recuerdos afloraban con mas intensidad, era a la hora de acostarlos, unas breves palabras mientras les ayudaba a vestirse para la noche a algunos, a otros solo vigilarlos que pudieran llegar a su habitación, recordarles su medicacion.

Luego venian las largas horas entre ronda y ronda, quizas tuviera suerte y el libro que tenia en ese momento me absorviera, pero no siempre era asi, y eran muchas veces mas, los instantes en los que venian a mi mente, algunas de las historias, breves retazos de sus vidas.

Tocaba hacer la ronda, te acercabas a sus habitaciones, realizabas tu trabajo en el mayor de los intentos de no hacer ruido, y a la breve sombra de la luz, mirabas esos rostros y pensabas…….

Pensabas en las coincidencias de muchos de ellos con la tuya propia.

No somos muy diferentes , sea la epoca que nos haya tocado vivir, los deseos no cambian, seamos del siglo actual o del pasado, repetimos los errores que otros antes que nosotros cometieron, repetimos las mismas frustaciones, repetimos las mismas alegrias por conseguirlo….

Nunca aprendemos.

Y quizas ahora mas que nunca, al fin y al cabo, estamos en una epoca en la que no apreciamos la experiencia, en la que solo queremos lo nuevo, una epoca en la que la vejez es fea en lugar de un cumulo de actos de las cuales aprender, una epoca en la que solo el envase es importante, despreciando el contenido si va envuelto en las cicatrices de toda una vida.

Es triste ver como tantas y tantas experiencias quedan olvidadas para la mayoria, solo conocida por unos pocos que se atrevan a escuchar y quizas pensar en la semejanza de aquellos que, tiempo atrás, pasaron por las mismas dudas, decidieron quizas lo mismo que hemos decidido nosotros, y asumieron de la misma forma o distinta tal vez.

Tenia, en la residencia donde trabaje un tiempo,en la misma habitación, a un aviador republicano y a un oficial franquista, contandose entre ellos, sin rabia, sin rencor, rincones de la España de aquella epoca que les toco vivir, en la otra a una disidente cubana, anterior a Castro, contandome las noches de ron y habanos que disfruto en compañía de algun que otro mulato o turista que le apetecio.

Cada habitación era un mundo aparte, cientos de años de vidas acumuladas, de las cuales, en cierta medida aprendi, por lo que me considero afortunado, a dia de hoy, de poder contarlas aquí.

No somos tan especiales, no somos tan unicos en nuestro sufrimiento, como queremos creer, antes que nosotros, hubo alguien mas que sufrio, peleo, gano, perdio, y del cual, si sabemos ver y oir, mas alla de cualquier otra consideración, podemos aprender.

Un dia mas

¿Qué hora es ya?, ya ni recuerdo desde cuando estoy aquí sentado, creo, por lo que me cobra el camarero, que ya son unas cuantas horas, pero no recuerdo que he visto en la vieja tele del rincón, ni se que equipo ha ganado hoy el partido, ni si tampoco hoy había partido.

Pero he de marcharme, no ya porque no desee quedarme, pocos sitios pueden haber mas confortables que la soledad de un rincón de un bar, mientras queden monedas para ir pidiendo un trago tras otro, he de marcharme, hay algo que intento entender, a través de la niebla, por llamarla de alguna manera, que mi vista cree ver.

Hace frio, quizás ya estemos en invierno o quizás he pasado tanto tiempo en el bar que las estaciones han ido pasando y no he sido capaz de verlas pasar, no se, quisiera creer que he batido un nuevo record en permanencia ininterrumpida dentro de un local………pero no puedo engañarme, por lo poco que recuerdo del peso de mi cartera, solo habran sido unas breves horas, pero no asi mis ansias de que fueran días, meses, años quizás.

Vaya, no me he dado cuenta y mis pies me han arrastrado a este rincón de la ciudad, no se si lo recuerdo, o quizás no se si mi memoria quiere recordar algo de este lugar, lo cierto es que no lo se si lo recuerdo, es lo único que se seguro, mi mas total e inquietante duda.

¿Qué dia es hoy?, claro que no se si eso me supondrá algo mas importante que saber si sigo respirando, pero veo un vaho delante mio, regularmente en ocasiones, apresurado en momentos y apenas perceptible cuando noto, por cualquier motivo que no se explicar, una simple inquietud en mi interior.

Un paso, luego otro y luego otro mas, es una frase que nunca entendí, hasta hoy, cuando sin saber como, sin saber porque, tiene importancia ver como un pie se mueve después del otro, mientras mis ojos miran la oscuridad, quizás no sea correcto nombrarla como oscuridad, al fin y al cabo, son innumerables los tonos de luz que percibo a estas horas de la noche, incluso me paro a ver la misma vista que recuerdo de lo que rodea, giro, miro hacia arriba, hacia abajo, intento recordar algo de lo que miro, un tono diferente que me haga sentir que es lo que quiero o deseo sentir, pero no existe tal sensación.

¿Qué hago ahora?, sigo andando, pensando sin pensar, viendo toda la diferente ciudad que, oculta durante el reinado de la luz, se ha atrevido a aparecer, quizás son las mismas mujeres, los mismos hombres, pero son diferentes sueños los que les aparecen en sus rostros, no son mas pesimistas, lo digo por aquello de que la oscuridad trae la tristeza según el catecismo no escrito, he visto demasiada tristeza en días tan luminosos que hasta te hacían llorar y lamentar no tener algún pañuelo o protección para tus ojos, no, incluso en esta oscuridad veo alegría, veo esperanza incluso, es toda una ciudad diferente y como en toda ciudad, normas, conductas, leyes, pueden no ser compartidas por uno mismo, pero han de ser aceptadas.

He de seguir andando, al igual que con la luz, la oscuridad no es buena compañía si estas quieto un rato, pero al andar mis pensamientos se desbocan, mis recuerdos afloran una y otra vez e incluso, quizás por el frio que noto penetrar en mi, creo recordar el partido que he visto en el bar, recuerdo incluso mi entrada en el, los motivos que me impulsaron a pedir otra cerveza tras contemplar lo rápido que había vaciado la primera, la necesidad que me invadía de crear el olvido total, pero sabiendo que solo era una mera cuestión de tiempo que los sueños, los recuerdos, volvieran a aparecer e incluso, para ser sinceros, con una nota de alegría por ver que no habían sido olvidados.

No se si tendrá importancia saber si es por ella, aunque suele ser siempre por ella, por aquella, o quizás por la otra, invariablemente, es por alguien, es lo que nos distingue de otros animales, nuestra obsesion, nuestra dedicación, nuestra pasión, nuestra vida dedicada en un momento dado por ella, aunque esta tenga bigote, ¿ries?, no era mi intención, pero nunca ha importado si nuestros sueños, nuestras esperanzas, nuestras mas importantes dudas, fueran dedicadas, culpadas, aceptadas, negadas en ocasiones por nosotros, y repito, nunca ha tenido la menor importancia saber el sexo de ella.

Sigo andando, se que me acerco al final de esta noche, mis breves sueños acabaron hace unas horas, quizás en las próximas horas, un atisbo de luz me haga girar la cabeza y todo vuelva a comenzar de nuevo, no se si realmente lo deseo, si solo es un sueño que deseo continuar, no se si se lo que deseo, esperanza quizás lo llames, para mi simplemente es un nuevo dia.

 

Pagina en blanco

Una pagina en blanco, asi he comenzado el dia, un cafe con leche a un lado, la pluma en el otro y en medio, las paginas en blanco de mi diario,

llamarme pretencioso por lo que dire ahora, pero es algo que he pensado en ocasiones y que creo que hoy he entendido a la perfeccion.

Cuentan que a Miguel Angel le preguntaron por su David, por como fue capaz de concebirlo, a lo que el respondio que el no creo nada, simplemente se limito a quitar el marmol que sobraba, que el David siempre estuvo ahi, una vieja anecdota repetida y escuchada un sinnumero de veces, pero que nunca crei entender.

Hasta hoy.

Hoy he comenzado a escribir y sin darme cuenta, las lineas surgian, las ansias por contar, por compartir contigo estas lineas, han ido apareciendo, y si bien, hay sentimientos que me son imposibles de transcribir, al menos por ahora, mi capacidad para ello es relativa, no lo es el placer que me causa saber que estas leyendo lo que escribo.

Dia gris, es verdad, con cierto calor en el ambiente, y con aun mas calor en los dedos al trazar una letra tras otra.

Paabras, frases, oraciones, mil y una forma diferentes de decir que los sentimientos, los placeres, los miedos incluso, toman forma y que los compartes con quien deseas.

Deseos que cada vez son mas intensos, porque mas intenso es el placer que me causa.

Como tu, y tu tambien, y por supuesto no puedo olvidarme de ti, aquella que………, bueno, ya sabes quien eres, la causante de todo este deseo.

Y es ese deseo el que sin duda ha motivado que siga escribiendo, contando aqui, en estas paginas en blanco, todo aquello que se que nunca te dire, quizas si, quizas no, pero solo la espera y el sueño hacen que sea grato el simple pensamiento de que tal ocasion ocurra.

No cuento nada nuevo, no invento fantasias, ni plasmo sueños, solo quito el blanco de una pagina para que aparezcan las letras que al leerlas, tenga la creencia que te seran gratas.

Espero, deseo y cuento con ello, de que el simple pensamiento en ti, siga permitiendome borrar el blanco de las paginas.

Cuidate.

90 minutos.

Es fiesta en el pueblo, y como tal, entre otras actividades esta el teatro, y el titulo de la obra que representan me ha hecho pensar.

La obra en cuestion se basa en lo que hariamos si supieramos con total y absoluta certeza, que solo nos quedan los proximos noventa minutos de vida.

Parece facil, supongo que la gan mayoria escogeria una recortada, municion suficiente, y a cargarse a todo hijoputa que uno conoce, pero claro, no solo nos faltaria municion, sino tambien tiempo, y aun que nos lo pusieran delante nuestro, uno detrás del otro, seguirían habiendo demasiados.

El otro grupo miraria de tirarse, beneficiarse, hacer el amor, sexo, con toda aquella mujer, hombre o cabra, para gustos colores, que uno siempre soño.

Y luego estan, los que yo denomino innombrables, osease, algunos como yo, que, pensandolo friamente, escogeriamos vivir esos ultimos noventa minutos, como hemos vivido los anteriores noventa mil millones de minutos anteriores.

Desayunaria mi increíble café con leche, con ese croissant relleno de nocilla que solo te tomas un dia a la semana, leeria un capitulo de ese puñetero libro que tanto te absorve y por el cual, no dabas un duro, llamaria al incordio de mi hija, al que no puedo dejar de pensar ni siquiera cinco minutos, cosas de estar orgulloso de ella, que se le va ha hacer, quizas llamarias a aquella persona que nunca te atreviste….aunque si antes no lo hiciste, para que vas ha hacerlo ahora?.

Nada de llamadas, enviare un wasap, es mas moderno y ademas gratis.

Eso si, te llamaria para volver a escucharte, ya sabes que me encanta oir tu risa.

Veo que ya han pasado unos cuarenta y cinco minutos, me queda la mitad, lo aprovechare para ese chupito que solo te tomas cuando llega el finde o la noche, pues hoy me lo tomare por la mañana¡¡¡.

Saldria a la calle, hace sol, el viento es suave, las mujeres van hermosas, aunque a mi siempre me lo han parecido, cosas que tiene el que me encanten.

Me sentare en ese banco, y recordare, los sueños, las mañanas, las noches en que despertar era una pesadilla, esa sonrisa, ignorare recordar miserias y dolor, porque en mis noventa minutos, solo quiero recordar el placer que he tenido en esos noventa mil millones de minutos anteriores.

Y como no, mi ultimo pensamiento, sera para ti

Muerte

Todo comenzo con una pelicula, uno de mis actores favoritos y una excusa para escribir.

Belleza oculta, Will Smith y el tiempo, el amor y la muerte.

No suelo buscar motivos para escribir, simplemente noto la necesidad entre los dedos de aporrear el teclado, incluso ya hay letras que estan sueltas jajajajaj, pero, en esta ocasión……

La pelicula me cautivo, no ya por la interpretacion de los actores, opinion siempre variable y correcta para todos y cada uno de nosotros, sino por la premisa de que era lo importante en la vida.

Los motores que la rigen, el tiempo que dedicamos a quien sabe que, el amor que podemos llegar a profesar y de que forma a quien queremos, y por ultimo, el final de todo ello.

¿El final?

Intente hacerlo sobre el tiempo en primera instancia y luego sobre el amor, y bueno, habeis sido muy benevolos conmigo en vuestras opiniones y comentarios, porque siempre le encuentro pegas a todo aquello que escribo, quizas como una especie de escudo ante la idea de creerme increible, que lo soy sin duda¡¡¡ jajajajaja.

Pero hoy me toca lidiar con la muerte, el ultimo y quizas no, recurso que nos queda en este mundo, toca acabar esta trilogia de ideas que me han hecho pensar , reflexionar y, algo que me sorprende, asumir viejas historias propias, asi que, sin mas …….

La Parca, el barquero del Hades..Caronte, La llorona, La Novia Fiel, El Angel de la Muerte, Thanatos, Hela, Azrael, Morrigan, Kali, Anubis………y asi seguiria con un numero casi incontable de terminos, un nombre para cada civilizacion, para cada religion, para cada cultura, para cada epoca del ser humano.

Es algo inevitable el adorarla, exaltarla, celebrarla, entristecerse por su presencia y como no, en esta epoca especial del ser humano, el ignorarla.

Pero por mucho que nos empeñemos, al parecer este personaje de nuestra existencia siempre vence, mas tarde o temprano, siempre gana.

Asi que, si ya sabemos quien seria el ganador de la pelea….porque ese afan en ganarla?

¿Tan ilusos somos en la contienda?

¿Tan cruel es su llegada?

No voy a discutir las maneras en las que se presenta en muchos momentos, harto dolorosas y crueles en muchas ocasiones, pero tambien, y sin defenderla, hay otras, muchas otras, que solo nuestra negativa a su aparicion, la rodea de un dolor innecesario, en dias eternos de agonia, y si la envolvemos, como en ocasiones he tenido ocasión de contemplar, con ideas religiosas de por medio……creeme, he llorado muchas veces de impotencia deseando que llegara cuanto antes y que acabase con el sufrimiento de quien lo estaba padeciendo mientras, lentamente, ella se acercaba casi gritando…..dejad que le alivie de su sufrimiento¡¡¡¡

Del tiempo y del amor hay un sinfin de citas, en muchas de ellas se aboga por aprovechar los momentos, por la certeza de las decisiones que se tomen, por recordarnos lo mortales y finitos que somos, por nuestro paso por esta realidad en la que estamos, si, hay un monton de citas, refranes, cuentos incluso, pero pocos sobre ella, sobre la muerte.

Me diras que hay estudios que abogan porque es solo un transito, algo parecido a lo que promulgan muchas religiones, con el anuncio de un paraiso y de un infierno, según sea nuestra actitud en la vida, si, incluso hay otros que abogan por un multiverso en el que ese paso, es solo para cruzar el portal de otro mundo, otra dimension, otro universo, en el que volvemos a nacer, y vuelta a comenzar.

Me dices que tambien estan los que se reencarnan, bueno, no voy a discutir cual es la mejor de todas ellas, o en cual creo yo, ello no me hara ser diferente a lo que ya soy, o a quien crees que soy, pero si creo que te dire cual es mi opinion o postura.

Me cojere una mezcla especial, cojere la indiferencia de los antiguos samurais, los cuales, y corrigeme si me equivoco, asumian esa llegada como algo seguro e inevitable y ante la cual, la unica preocupacion era haber hecho lo correcto y honorable.

La mezclare con un poco de ciertos mandamientos, versiculos, suras, en fin , todas aquellas recomendaciones que hacen las religiones, en las que, y sorprende encontrarlas, hacen hincapie en la convivencia pacifica entre las personas.

Quizas incluso le añadire, no, quizas no, le añado mi particular postura de ser feliz, de no cejar de intentarlo y al decirte ser feliz, la acompaño con el deseo de no padecer agonia ninguna mientras viva.

Somos capaces de decidir cuando estamos capacitados para votar, cuando somos conscientes de los actos que hacemos, a la hora de juzgarlos, pero nos seguimos resistiendo ha hablar de ella, de la muerte, es como si al nombrarla, le estuvieramos llamando a gritos para que viniera a buscarnos, quizas antes de lo que el destino o la genetica ha escrito para nosotros, quizas por ello, nos erigimos en jueces para decidir cuando otra persona decide poner fin a una situacion, si su decision esta tomada según lo legalmente, social e incluso religiosamente, aceptado.

Seamos sinceros, si ha de llegar, al menos para mi, me encontrara con una sonrisa, espero que con un buen chupito de Maccallands, mi licor preferido, quizas hasta fumandome una pipa, con mi memoria llena de momentos increibles con mujeres, con la sensacion certera de dejar un legado impresionate con mi hija y con mi inagotable curiosidad, aquella que aun poseo en ese momento crucial, para que pueda decirle a la cara……vamos a ver que me traes¡¡¡¡¡

Tiempo

Hay un sinfin de cosas que siempre sabemos que nos falta en algun momento determinado, ya sea bien que creemos que necesitamos mas dinero, mas caballos en el motor, quizas mas metros cuadrados de un piso en el que desconocemos que rincones no hemos visto desde hace ya no sabemos cuanto tiempo, quizas incluso sabemos que nos falta cobrar mas por nuestro trabajo, sabemos que nos falta que nos digan mas cosas agradables, mas susurros en la noche, mas sonrisas, que si esto que si lo otro……..

¿Y el tiempo?

Porque es el eterno olvidado en todo momento, salvo cuando nos damos cuenta, demasiado tarde casi siempre, que este, en su petrea e inamovible esfera que lo envuelve, sus manecillas, aquellas que nos marcan los ritmos mas intimos de nosotros, esa cuerda, pila o movimiento pendular, el motor que las empuja…..se detiene.

Si mi querido publico, el tiempo se detiene inexorablemente para todos y cada uno de nosotros, podremos tener mas oportunidades de cuidado, podremos utilizar la ultima crema con radicales libres, con efecto antiarrugas, podemos llenar el cuerpo de mil y una substancias pretendidas como milagrosas, nos cambiamos partes del cuerpo, como un recambio de la pieza de un coche, buscamos la inmortalidad imaginada en la clonacion de las celulas………..pero nada detiene al tiempo.

No podria imaginarme siquiera cuanto hubiera podido inventar Leonardo Da Vinci, cuantas obras Miguel Angel hubiera podido crear, quien sabe lo que hubieran sido capaces tantos y tantos hombres y mujeres, que maravillas y misterios hubiean podido poner a nuestra disposicion…

Es entonces que esta justificada esta ansia nuestra en vencerlo?

Quizas podria creer que si, en cierta manera los beneficios posibles serian inimaginables, pero hemos de recordar nuestra parte oscura, aquella, que por desgracia es capaz de casi aniquilarnos, esa parte capaz de las mayores atrocidades, de la crueldad sin medida, ya no solo con nosotros sino con cualquier ser vivo u objeto que nos rodea.

No, es mejor asi, saber que tenemos una fecha de caducidad nos hace, y es una opinion muy personal, nos hace humanos.

Como especie no hemos dejado de crear, inventar, desarrollar y tambien, como no, destruir, aniquilar, menospreciar, asi que, bienvenido ese margen que tengo para dejar mi impronta en este mundo, bienvenido este breve lapsus de arena del reloj que me deja mi propio reloj, bienvenido los segundos en crear unas frases que se leeran y que quizas, y al parecer ocurre gratamente, alguien lee y aparece una sonrisa en su rostro o en su corazon, bienvenido los segundos que dedico a leer, a reflexionar sobre lo que otros y otras, han vivido y desean compartir, bienvenida la generosidad de todos y cada uno de nosotros.

Si, el tiempo es implacable, pero aun lo es mas la voluntad, mi voluntad, la tuya incluso¡¡¡, porque pasara el tiempo, pero nuestros recuerdos, la impronta que deseamos dejar, esta ahi, aquí incluso, en las letras que creamos, en los consejos a nuestros hijos, en la escucha de nuestros amigos, y en la sonrisa que dedicamos a quien nos atiende en la tienda, porque asi se nos recordara, y el recuerdo……..puede con el tiempo.

Esos momentos

Me resulta curioso observar a la gente, ya sea desde el asiento de un vagon de metro, bien paseando por una calle, ya sea quizas desde el semaforo mientras espero que arranque el color verde y acelerar de nuevo mi moto…..en todas esas ocasiones, siempre encuentro algo que me llama la atencion.

Pensaras que tengo mala memoria, al fin y al cabo, la gente siempre suele hacer los mismos gestos, con variantes desde luego, pero basicamente siempre son los mismos, asi que, porque me sorprenden?.

Quizas sea eso, esos pequeños detalles que nos marcan la diferencia, esa breve nirada que me lanza quien esta sentada a unos bancos de distancia de mi, en el metro, cansada quizas de mirar una pequeña pantalla de movil, con esos eternos auriculares que, creo sinceramente, seran parte de nuestra evolucion futura, y que se sorprende que alguien le este observando, quizas como parte de una costumbre en este mundo, en el cual, pasamos uno al lado del otro como si fueramos inexistentes.

Quizas tambien sean los otros detalles, los que me hacen sentirme que aun nos queda esperanza como especie, esos otros detalles, la sonrisa en una mirada al ceder el paso a una mujer, acto muy machista sin duda, teniendo en cuenta el dia de hoy, dejar unas pocas monedas en el platillo de uno de los innumerables mendigos con los que te tropiezas, y en los cuales ese gracias, que no todos te dan, hay tanta amargura por su situacion como agradecimiento por compartir lo que tienes.

De todas formas, aun existen demasiados momentos en el dia, en que las ganas de coger una recortada y liarte a solucionar problemas por la rapida, drastica diras, pero siempre efectiva manera de resolverlos, me hacen olvidar que tipo de personas somos, pero por suerte, esos breves momentos pasan, o quizas mas bien es que no tengo la recortada.

Pero estan ahi, no se pueden enmascarar, las lineas en una pantalla, lecturas de otros que, como yo mismo, vomitamos en un blog, como terapia, como desahogo, con enormes ganas de compartir, generosos hasta lo increible, porque no ponemos ningun tipo de control sobre quien nos leeera, lineas que corregimos sin cesar en ocasiones, lineas que, tras leerlas, esbozamos una sonrisa, por fuera o por dentro, lineas de otros, que nos perturban, nos hacen reflexionar en otras, pero que nunca nos dejan indiferentes.

Vivimos en una sociedad tremendamente comunicada, tremendamente sola, aislada en cortos espacios, rodeados por un sinnumero de iguales, continentes enteros de desconocidos, salvo quizas, y es un quizas muy flojito, por islas de otros desconocidos que les agrada compartir, que esperan leer algo de otros, que como ellos, aun siguen manteniendo esa esperanza que nos diferencia del resto de las especies, incluida la propia nuestra.

Son esos momentos, como el de ahora mismo, por los que vale la pena seguir leyendo, seguir escribiendo, seguir creyendo.

Bancos

Cemento en ocasiones, piedra en otras, hierro y madera, o quizas combimg_5336inandolas, no recuerdo exactamente de cuantas formas, me he sentado en un banco, en parques, aceras incluso, con el sol calentandote suavemente en ocasiones, queriendo leer algo imposible por el resplandor del dia, con la sensacion de frio acompañandote desde las piernas hasta mas arriba en grises tardes de invierno e incluso, no muchas veces es verdad, dejando que la lluvia empapara el paraguas y mis pies no cubiertos.

En esos bancos he sonreido al ver cruzar mil y un personajes distintos, desde la pareja de jovenes que aun no han practicado lo suficiente como cojerse de las manos, hasta ese niño que ha salido corriendo al escape, al fijarse que sus padres habian descuidado brevemente y por un instante, de vigilarlo, con esa cara radiante de curiosidad por la libertad conseguida, la pareja, sin importar la edad que ambos suman, hablando, la cara de el o ella, atenta en ocasiones, hastiado y aburrido en otras, y tambien, como no, gente solitaria, con mil y un pensamientos hirviendo dentro de ellos, sentados, reclinados, con la mirada presta por si aparece, con la mirada perdida, con la mirada cerrada.

Si, me gustan los parques en los que hay buenos bancos, aquellos que estan llenos de pintadas, de grafitis de corazones, de fechas y nombres sin sentido salvo para aquel que quiso que nunca se olvidara un momento, que cuando los rozas con los dedos aun notas el temblor de aquel que lo escribio…….

Sentado en ellos he visto como la luz el dia corria a esconderse tras ver que se acercaba la luna, he visto como la luna desaparecia entre las nubes, como se oscurecia todo lo que me rodeaba, salvo el punto de su cara en el que estaba pendiente mientras me seguia hablando, en ellos, en esos bancos, he visto como amanecia un dia de invierno, como se deshacia la escarcha, he visto como despertaba una ciudad mientras la otra, aquella que me habia acompañado por la noche, se guardaba en sus casas.

Si, siempre me han gustado los bancos.