Tres secretos.

Supongo que sera cierto, todos tenemos un secreto inconfesable, todos tenemos un amor inolvidable, todos tenemos un arrepentimiento irreversible……

Todo ello forma parte del cumulo de acciones y decisiones que tomamos, parte de las cuales, sino todas, son producto del azar.

Salir de casa un minuto antes y tropezar en el rellano con la vecina que nunca veias, coger el tren diez minutos mas tarde y ver a todo un mundo de caras desconocidas por vez primera, recibir una llamada de un amigo, encontrarte con quien solo fue una noche inolvidable, un instante de locura quizas….

Podria decirte mil y un momentos mas, en los que el tiempo en que ocurrio hubiera sido distinto de mediar la manecilla del reloj en uno u otro sentido, pero por mucho que los enumerase, aun me quedarian los mios propios.

Un secreto inconfesable……

Un amor inolvidable…….

Un arrepentimiento irreversible……

Mi secreto seria…..ups¡¡, perdon es inconfesable incluso en estas lineas.

El amor inolvidable……..en mi caso, 16 años, una profesora de instituto de la cual, a dia de hoy, pasados cerca de varias decadas, aun recuerdo la linea de su rostro, el breve atisbo de una camisa entreabierta, ese caminar suyo que hipnotizaba mi pensamiento y tener la constancia de que las mujeres podrian, serian y aun son, el mayor y mas placentero dolor de cabeza en mi vida¡¡¡.

El arrepentimiento irreversible…., ese es mas doloroso, porque al fin y al cabo, solo nos arrepentimos cuando ya ha transcurrido, me arrepiento de no haber dado los buenos dias a la camarera que me servia mi café de las mañanas y a la que eche de menos un dia, sin darme cuenta de que formaba parte de mi rutina para que el dia fuera satisfactorio, verla caminar entre las mesas, como si una carrera de obstáculos fuese, me arrepiento de haber mirado mi agenda, ver ese numero y desear llamar, o quizas enviar un mensaje de buenos dias, y no haberlo hecho, me arrepiento de no haber sido mas sincero en lo que sentia por mi trabajo, me arrepiento y pienso en que hubiera sido de haberme atrevido, me arrepiento de no haberme atrevido a caminar mas bajo la lluvia, de no haber sonreido mas, de no haber besado a mas gente, de no haber acariciado mas y quien sabe de que soy capaz de arrepentirme mas.

Quizas por ello es tan facil entender aquello de no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy, que la sonrisa que dedicas no sabes a quien puede ayudar, pero la compartes, que tras la tormenta viene la calma, el arcoiris incluso, que las adversidades solo sirven para hacerte mas fuerte, que los errores son solo parte del aprendizaje, que el camino comienza con solo un paso, siempre hacia delante, que no importan las caidas, sino que te levantes siempre, que no puedes dejar de tener sueños, por muy imposibles que parezcan a los ojos de los demas, son tus sueños, que existe esa alma gemela esperandote en mil mundos o diez mil vidas, pero por encima de todo……que tu eres unico y especial, alguien con un destino, forjado al cincuenta por ciento de azar y decisiones propias, alguien capaz, con voluntad, con fuerza, para todo aquello que desees, porque quizas lo importante no sea siempre conseguir, sino el nunca dejar de intentar.

Anuncios

Repetimos

Una de las cosas que mas me impacto, cuando trabajaba con personas mayores, era la cantidad de temas pendientes que casi todos, sin casi excepcion, acumulaban, sueños inacabados, deseos no cumplidos, pero sobre todo, principalmente eran los arrepentimientos, de todo tipo, de toda epoca, de toda condicion.

Y que quieres que te diga?.

Daba mucho por pensar, oirles escuchar sus batallitas, verles mirar, en un momento sin venir a cuento, con esa mirada lejana, distante, recordando……

Sin duda, el momento en el que los recuerdos afloraban con mas intensidad, era a la hora de acostarlos, unas breves palabras mientras les ayudaba a vestirse para la noche a algunos, a otros solo vigilarlos que pudieran llegar a su habitación, recordarles su medicacion.

Luego venian las largas horas entre ronda y ronda, quizas tuviera suerte y el libro que tenia en ese momento me absorviera, pero no siempre era asi, y eran muchas veces mas, los instantes en los que venian a mi mente, algunas de las historias, breves retazos de sus vidas.

Tocaba hacer la ronda, te acercabas a sus habitaciones, realizabas tu trabajo en el mayor de los intentos de no hacer ruido, y a la breve sombra de la luz, mirabas esos rostros y pensabas…….

Pensabas en las coincidencias de muchos de ellos con la tuya propia.

No somos muy diferentes , sea la epoca que nos haya tocado vivir, los deseos no cambian, seamos del siglo actual o del pasado, repetimos los errores que otros antes que nosotros cometieron, repetimos las mismas frustaciones, repetimos las mismas alegrias por conseguirlo….

Nunca aprendemos.

Y quizas ahora mas que nunca, al fin y al cabo, estamos en una epoca en la que no apreciamos la experiencia, en la que solo queremos lo nuevo, una epoca en la que la vejez es fea en lugar de un cumulo de actos de las cuales aprender, una epoca en la que solo el envase es importante, despreciando el contenido si va envuelto en las cicatrices de toda una vida.

Es triste ver como tantas y tantas experiencias quedan olvidadas para la mayoria, solo conocida por unos pocos que se atrevan a escuchar y quizas pensar en la semejanza de aquellos que, tiempo atrás, pasaron por las mismas dudas, decidieron quizas lo mismo que hemos decidido nosotros, y asumieron de la misma forma o distinta tal vez.

Tenia, en la residencia donde trabaje un tiempo,en la misma habitación, a un aviador republicano y a un oficial franquista, contandose entre ellos, sin rabia, sin rencor, rincones de la España de aquella epoca que les toco vivir, en la otra a una disidente cubana, anterior a Castro, contandome las noches de ron y habanos que disfruto en compañía de algun que otro mulato o turista que le apetecio.

Cada habitación era un mundo aparte, cientos de años de vidas acumuladas, de las cuales, en cierta medida aprendi, por lo que me considero afortunado, a dia de hoy, de poder contarlas aquí.

No somos tan especiales, no somos tan unicos en nuestro sufrimiento, como queremos creer, antes que nosotros, hubo alguien mas que sufrio, peleo, gano, perdio, y del cual, si sabemos ver y oir, mas alla de cualquier otra consideración, podemos aprender.

Un dia mas

¿Qué hora es ya?, ya ni recuerdo desde cuando estoy aquí sentado, creo, por lo que me cobra el camarero, que ya son unas cuantas horas, pero no recuerdo que he visto en la vieja tele del rincón, ni se que equipo ha ganado hoy el partido, ni si tampoco hoy había partido.

Pero he de marcharme, no ya porque no desee quedarme, pocos sitios pueden haber mas confortables que la soledad de un rincón de un bar, mientras queden monedas para ir pidiendo un trago tras otro, he de marcharme, hay algo que intento entender, a través de la niebla, por llamarla de alguna manera, que mi vista cree ver.

Hace frio, quizás ya estemos en invierno o quizás he pasado tanto tiempo en el bar que las estaciones han ido pasando y no he sido capaz de verlas pasar, no se, quisiera creer que he batido un nuevo record en permanencia ininterrumpida dentro de un local………pero no puedo engañarme, por lo poco que recuerdo del peso de mi cartera, solo habran sido unas breves horas, pero no asi mis ansias de que fueran días, meses, años quizás.

Vaya, no me he dado cuenta y mis pies me han arrastrado a este rincón de la ciudad, no se si lo recuerdo, o quizás no se si mi memoria quiere recordar algo de este lugar, lo cierto es que no lo se si lo recuerdo, es lo único que se seguro, mi mas total e inquietante duda.

¿Qué dia es hoy?, claro que no se si eso me supondrá algo mas importante que saber si sigo respirando, pero veo un vaho delante mio, regularmente en ocasiones, apresurado en momentos y apenas perceptible cuando noto, por cualquier motivo que no se explicar, una simple inquietud en mi interior.

Un paso, luego otro y luego otro mas, es una frase que nunca entendí, hasta hoy, cuando sin saber como, sin saber porque, tiene importancia ver como un pie se mueve después del otro, mientras mis ojos miran la oscuridad, quizás no sea correcto nombrarla como oscuridad, al fin y al cabo, son innumerables los tonos de luz que percibo a estas horas de la noche, incluso me paro a ver la misma vista que recuerdo de lo que rodea, giro, miro hacia arriba, hacia abajo, intento recordar algo de lo que miro, un tono diferente que me haga sentir que es lo que quiero o deseo sentir, pero no existe tal sensación.

¿Qué hago ahora?, sigo andando, pensando sin pensar, viendo toda la diferente ciudad que, oculta durante el reinado de la luz, se ha atrevido a aparecer, quizás son las mismas mujeres, los mismos hombres, pero son diferentes sueños los que les aparecen en sus rostros, no son mas pesimistas, lo digo por aquello de que la oscuridad trae la tristeza según el catecismo no escrito, he visto demasiada tristeza en días tan luminosos que hasta te hacían llorar y lamentar no tener algún pañuelo o protección para tus ojos, no, incluso en esta oscuridad veo alegría, veo esperanza incluso, es toda una ciudad diferente y como en toda ciudad, normas, conductas, leyes, pueden no ser compartidas por uno mismo, pero han de ser aceptadas.

He de seguir andando, al igual que con la luz, la oscuridad no es buena compañía si estas quieto un rato, pero al andar mis pensamientos se desbocan, mis recuerdos afloran una y otra vez e incluso, quizás por el frio que noto penetrar en mi, creo recordar el partido que he visto en el bar, recuerdo incluso mi entrada en el, los motivos que me impulsaron a pedir otra cerveza tras contemplar lo rápido que había vaciado la primera, la necesidad que me invadía de crear el olvido total, pero sabiendo que solo era una mera cuestión de tiempo que los sueños, los recuerdos, volvieran a aparecer e incluso, para ser sinceros, con una nota de alegría por ver que no habían sido olvidados.

No se si tendrá importancia saber si es por ella, aunque suele ser siempre por ella, por aquella, o quizás por la otra, invariablemente, es por alguien, es lo que nos distingue de otros animales, nuestra obsesion, nuestra dedicación, nuestra pasión, nuestra vida dedicada en un momento dado por ella, aunque esta tenga bigote, ¿ries?, no era mi intención, pero nunca ha importado si nuestros sueños, nuestras esperanzas, nuestras mas importantes dudas, fueran dedicadas, culpadas, aceptadas, negadas en ocasiones por nosotros, y repito, nunca ha tenido la menor importancia saber el sexo de ella.

Sigo andando, se que me acerco al final de esta noche, mis breves sueños acabaron hace unas horas, quizás en las próximas horas, un atisbo de luz me haga girar la cabeza y todo vuelva a comenzar de nuevo, no se si realmente lo deseo, si solo es un sueño que deseo continuar, no se si se lo que deseo, esperanza quizás lo llames, para mi simplemente es un nuevo dia.

 

Prisas

Dentro de los parámetros habituales de un dia a dia, el despertador sonando, el desayuno apresurado, ese metro abarrotado de olores y silencios generados por un sinfín de auriculares, las prisas por abandonar el vagon y subir las escaleras mecanicas corriendo, algo curioso la verdad, escaleras mecanicas para que no nos cansemos y las utilizamos para avanzar mas rapido…., tenemos prisas, nos faltan horas del dia para todo aquello, y que cada vez son mas, las cosas que tenemos o pretendemos hacer.

Prisas incluso en que nos contesten al movil, nos desesperamos porque no lo cogen a la segunda llamada, prisas porque no siguen nuestro ritmo en la conversación, porque tardan tres segundos mas en entender ciertos conceptos, porque hacen las tareas mas lentos que nosotros, porque y porque y mas porques.

Prisas en llegar a nuestra zona de descanso, a ese lugar que hemos soñado durante el año, esas vacaciones en las que nos hemos dicho que no haremos esto o lo otro, y que sin embargo, no dejamos de estar en contacto con nuestros trabajos, ya sea por curiosidad o, y valga el juego de palabra, por trabajo.

Prisas en ver Juego de Tronos, Strike Back, Los guardianes de la galaxia, series y películas que nos encantan pero que queremos verlas ya¡¡¡, que incluso pensamos en que deberian ser mas breves, que les sobra esa accion, nos convertimos en directores de cine, mejores que aquellos que nos brindan su trabajo.

Prisas incluso a la hora de buscar nuestra supuesta media naranja, o medio limon, o medio kivi¡¡, porque le pedimos a un aparato que nos busque a alguien cercano, eso siempre, que cumpla con nuestras fantasias y deseos, que le guste lo mas aparecido a nuestros gustos, buscamos con prisas, sin buscar.

Prisas y mas prisas…….

No imagino mayor tortura al ser humano actual que dejarlo caer en una isla desierta, ¡¡¡sin movil¡¡¡¡,¡¡¡ sin reloj¡¡¡sin portátil, ipad o que se yo¡¡¡¡

¿Te imaginas?

Hablar con los nativos de la isla para saber si hara buen tiempo o no…

Tener que esperar a que piquen los peces en la caña, porque no puedes encargarlos en el Mercadona…..

Hacer fuego para la noche, para calentarte el cuerpo y acompañarte en la oscuridad, aquella que combatias con el clic de un interruptor……

Tener que hablar con el vecino de la cabaña de enfrente, porque no tienes nada en lo que ausentarte, como los auriculares conectados a ese aparato, el mismo que te concedia el poder del anonimato, el de pasar desapercibido, en un mundo en el que lo diferente, lo no seguido por la mayoria, se ve como anormal y anomalo…..

Compartir jornadas de caza y pesca, porque solo el grupo es capaz de tener éxito, ahí donde la individualidad fracasa, algo que te acostumbraste en otro tiempo…..

Quizas hasta te veas un dia, rezando de las mil y una formas que existen a alguna divinidad, porque has sido consciente de lo poco que eres con lo que te rodea, y te das cuenta de lo humilde que has de ser contra aquello que no puedes controlar, manipular, comprar incluso……

Se acabaron las prisas, solo vives el momento, sin acumular mil y un objetos innecesarios, que tan pronto adquirias, te veias obligado a cambiar, con el pretexto de que habia otro en el mercado mejor….mejor para que?

Entiendes la frase….no es mas rico el que mas tiene, sino el que menos necesita…..

Necesitas la sonrisa en los ojos al llegar del trabajo….

Necesitas cinco minutos de su atención mientras le cuentas como te ha ido el dia….

Necesitas su abrazo mientras estais en el sofa, quizas con una manta, mientras ellos duermen, quizas unas palomitas…..

Necesitas poder necesitar, porque asi podras darte cuenta del valor de lo que posees, e incluso de aquello que no tienes.

Prisas y mas prisas………..

Curioso teniendo en cuenta que, mas o menos, sabemos o deberiamos ser conscientes de lo breve de nuestro paso por este plano vital, asi que……

A vivir¡¡¡¡, que solo son dos dias¡¡¡¡¡¡

Dediquemos tiempo a quien nos aguanta todos nuestros defectos, creyendo que algunos son virtudes.

Sonriamos sin mas intencion que sentirnos bien cuando nos correspondan.

Miremos de ser egoístas en la busqueda de nuestra felicidad, sin menoscabar la de los demas.

Miremos de ser felices.

Sueño……..?

No se como ha comenzado, estoy bajando de la moto para verte y tomar un café, pero me has dicho de quedar en tu casa, y aquí estoy, abriendo los ojos como platos porque me has recibido en albornoz y toalla en el pelo, me dices que te has retrasado y que me espere en el comedor mientras acabas de secarte el pelo.

Voy mirando de un lado a otro, las figuritas, los libros, mientras escucho el secador e imagino cuantas gotas estan recorriendo tu cuerpo, que imagino desnudo debajo de ese albornoz.

Y al imaginarlo e imaginarme como esa gota baja por tu cuello a traves de tus pechos y deslizandose por tu ombligo hasta mas debajo de tus piernas, me gustaria ser esa gota, recorrer cada rinconcito y pliege que tienes, lentamente, sin prisas…..y paro que me pongo muy tontorron, y no es plan que me veas alterado, solo he venido a tomar café.

Pero me llamas, tienes un problema con el secador y me pides ayuda, me acerco al lavabo, donde te estas secando el pelo e intento arreglarlo, y tu te mantienes cerca, muy cerca, quizas porque no es tan grande el lavabo o vete tu a saber porque estoy pensando en lo bien que hueles, algo logico, te acabas de duchar, me encuentro imaginando si hueles asi en todos los rincones…..

Debo poner una cara muy rara, porque me preguntas riendo, con esos labios tan juguetones que imagino, que me pasa,, lógicamente mi respuesta es nada, pero tu insistes, e insistes e insistes, hasta que no puedo mas y algo nervioso te digo que me estas poniendo malo solo por tenerte cerca.

Tus ojos brillan y aun te acercas mas, hasta que solo un milimetro nos separa, y muy muy bajito, me preguntas….y como de malo estas ahora?…..

Te miro fijamente, mi cabeza es un hervidero, estoy sudando o al menos es lo que creo, no se que hacer, realmente no se que hacer, y mientras tu sigues callada, sonriendome, no se que esperando, solo me limito a acercarme un poco mas a tu cara, y te pregunto muy, pero que muy bajito……no me tientes……y solo te limitas a decirme, muy suavemente, tan flojito que apenas te oigo……tanto aguantaras?

Supongo que esa es la señal, dejo el secador muy lentamente en la repisa, o en el cajon, no lo recuerdo muy bien, y me giro hacia ti, me acerco suavemente a esos labios que los veo rojos y juguetones y los beso muy despacito, estas con los ojos cerrados, tus manos detrás de mi cuello, y mis manos masajean tu espalda, hasta que toman la determinación, al acabar de besarte, de coger tu albornoz y abrirlo, mientras te sigo mirando a los ojos.

Me preguntas muy flojito si me gusta….

Supongo que el hecho de que comienzo a besarte un pecho, un beso tras otro, en el otro pecho, dos besos mas, beso tu cuello, muerdo suavemente tu hombro, y te escucho gemir muy flojito, digo yo, que con eso queda demostrado que me gusta.

El resto es obvio, nos acercamos a tu dormitorio sin dejar de tocarnos, tu albornoz queda en el camino, mis pantalones tropiezan con la camiseta que me quitas con rapidez, y te tumbas en la cama.

Desnuda.

Y ahí, con una suave luz que entra de la calle, voy fijandome donde voy a besarte, en que rincones debere hacer mas insistencia, en que plieges de la piel he de concentrarme mas rato.

Hueles bien, y aun sabes mejor.

Te das la vuelta, no se si porque ha asomado una pequeña vergüenza por no creerte tan bonita como creo que eres, pero me das la vista de esa espalda, y del final de dicha espalda, con la que habia imaginado.

Mis manos acarician tus hombros, mientras noto en mi cintura, el contorno de la tuya.

Comienzo a besarte poquito a poquito mientras mis manos amasan, palpan y tocan esa parte tuya tan increíble para mi.

Dejo a tu imaginación como me senti cuando estuve dentro de ti, como me senti cuando suspiraste por primera vez y te relajabas después.

Tambien dejare para tu imaginación como me senti cuando te pusiste a jugar con tus labios y como me dejaste que casi gritara que iba a morirme…….

Te pregunte si estabas bien.

Si te habia gustado.

Te reiste al decirme que te habia gustado las tres primeras y encantado las otras tres….

Me preguntaste si yo estaba bien.

El problema era que lo hacias mientras tus manos se entretenian mas abajo de mi cintura, asi que, poco duro mi respuesta.

Suspiramos juntos y nos preguntamos, en silencio…y ahora que?

Mañana te lo dire, cuando quiera volver a repetirlo y me digas que no, que solo fue porque te apetecio, porque me apetecio, porque eramos adultos, porque ambos lo deseamos, por el motivo que fuera.

Mañana te lo dire, cuando lo recuerde y me de cuenta de que fue un sueño que tuve.

Mañana te dire que soñe contigo, y quizas, solo quizas me preguntes como fue, y quizas, solo quizas, me atreva a escribirtelo.

Y quizas, solo quizas…….mañana no sera un sueño.

 

Comenzar

Surcar un rio perdido.

 Escalar la torre olvidada.

 Cruzar el mar de una vida pasada.

 Pasear por los senderos del nuevo otoño.

 Todo por imaginar, nada en lo que creer con certeza.

 Supongo que aun seria capaz de crearme sueños, de pensar en mil fantasias, quizas incluso de volver a pensar en los posibles.

 Son mis pasos los que resuenan en esta tierra, llena de hojas caidas, son mis ojos los que ven como, lentamente, caen hojas del cielo, arrastradas por el viento, traidas de quien sabe que destino.

 Vuelven a ser mis pasos los que me detienen en el banco de piedra gris, de humedad recogida por la hora de la mañana que nacio hace poco, mi respiración que surge en vaho, llena de intentos, de lagrimas y risas.

 Tengo las manos frias, busco el calor del abrigo, como hace tiempo busque tu calor debajo de una sabana, un dia, todos los dias de una semana, todos los dias de una vida ya pasada.

 Giro mi cabeza, siguen cayendo hojas arrastradas por el viento, y cierro los ojos.

 Pero mis oidos siguen abiertos.

 Breves rasguños en el suelo me sugieren nuevas hojas que caen, de quien sabe que rincón.

 Y al incorporarme de nuevo, se abren mis ojos.

 Ya no es el otoño marron de viajes finalizados, de dias creados con el sentimiento de fracaso o intentos perdidos.

 Ahora es el otoño que renueva sus ramas, el que prepara nuevos brotes, de sueños, de fantasias, de nuevos posibles.

 Camino de nuevo, es el mismo sendero, pero ahora mis pies no arrastran dias pasados, ellos ahora empujan y apartan, dejan el suelo libre y limpio, hay que dejar sitio para todas aquellas que han de llegar, las nuevas, las futuras, las posibles.

 Y mis manos………comienzan a buscarte.

 

Un momento

Me gusta pasear a estas horas, vacías de gente con prisas, llenas de espacios por los cuales detenerme y poder contemplar sin prisas.

Ya se que quizás, en estos tiempos, no sea muy seguro, sobre todo, por parques casi a oscuras, poco frecuentados, pero es a estas horas cuando mas disfruto de mis momentos mas íntimos.

Y seamos sinceros, ya me conoces, no soy precisamente un bocado fácil, mis gesto adusto, e incluso cierto físico poco proclive a dejarse intimidar, me ayuda a tener cierta libertad y tranquilidad para pasear.

Quizás es lo mas me sorprendió, verla allí, en un banco sola, sin animal de compañía presumible de pasear, una simple mirada que le lance y ninguna que recibí.

No le di mas importancia, aun yo, con mi inagotable curiosidad por el ser humano, se que en ciertos momentos, necesitamos nuestra propia intimidad y solo me limite a imaginarme mil y un motivos distintos para que se encontrara a esas horas y ahí, recordé que no hace mucho, yo mismo estuve en un banco parecido, horas y días, solo pensando, recordando, decidiendo, penando incluso, así que…….

Me di la vuelta.

Se que quizás ella a verme pasar de nuevo, podría creer en mas de una intención oculta y deshonesta, pero no fue así.

Estaba llorando.

Me senté a su lado, lo más alejado de ella que me permitía el asiento del banco, solo me limite a sacar los pañuelos y ofrecérselos.

Ella se dio cuenta que había alguien a su lado, tal era la pena que le embargaba que ni cuenta se dio hasta entonces de mi presencia.

Mirada con temor ante una mano extendida y una breve sonrisa sin palabras que decir.

Gracias.

Solo una palabra por su parte.

Yo permanecí ahí, a su lado, dos extraños sin decir nada, ambos quizás sorprendidos, y ambos esperando ver quien comenzaba ha hablar, a retirarse, a decir cualquier cosa…..

Pero el tiempo seguía pasando, y no podía retirarme, había iniciado algo, debía continuarlo, debía acabarlo, así que solo surgió una frase.

¿Puedo ayudarte?

Y su mirada, llena de lagrimas que brillaban por la luz tenue de las escasas farolas de ese parque, sus ojos…..pero fueron sus labios los que dijeron… ¿puedes escucharme?

Asentí, y ahí comenzó una noche que acabo con la salida del sol, con el frió del amanecer, con los ruidos propios de la ciudad que despierta.

Historia común, poco original dirías incluso al conocerla, amores prohibidos, no correspondidos, el ansia de tu vida que crees acabada, el casi convencimiento de que el es el único capaz de llenar tu vida solo con una mirada, un gesto, una caricia, una sonrisa lejana en la distancia, un hola en una pantalla fría incluso.

Poco hable, ella solo me pidió que la escuchara, no quería ser juzgada, ella misma era la mas estricta juez, jurado y verdugo, pero si que asentía ante algún comentario, si que mi cabeza iniciaba un gesto de negación ante alguna de sus afirmaciones.

Su historia acabo con el sol ya mas alzado, su mirada casi avergonzada por haber contado algo tan intimo a alguien tan desconocido, casi esperando un discurso, un consejo, e incluso quizás, una recriminación por ciertos pensamientos que en un momento determinado, yo los había conocido bien, ella había experimentado.

Pero solo pude decirle….

¿Tomamos un café?, es la hora del desayuno y tengo hambre.

Su mirada indicaba que se sorprendió, pero luego lo entendió.

Pagina en blanco

Una pagina en blanco, asi he comenzado el dia, un cafe con leche a un lado, la pluma en el otro y en medio, las paginas en blanco de mi diario,

llamarme pretencioso por lo que dire ahora, pero es algo que he pensado en ocasiones y que creo que hoy he entendido a la perfeccion.

Cuentan que a Miguel Angel le preguntaron por su David, por como fue capaz de concebirlo, a lo que el respondio que el no creo nada, simplemente se limito a quitar el marmol que sobraba, que el David siempre estuvo ahi, una vieja anecdota repetida y escuchada un sinnumero de veces, pero que nunca crei entender.

Hasta hoy.

Hoy he comenzado a escribir y sin darme cuenta, las lineas surgian, las ansias por contar, por compartir contigo estas lineas, han ido apareciendo, y si bien, hay sentimientos que me son imposibles de transcribir, al menos por ahora, mi capacidad para ello es relativa, no lo es el placer que me causa saber que estas leyendo lo que escribo.

Dia gris, es verdad, con cierto calor en el ambiente, y con aun mas calor en los dedos al trazar una letra tras otra.

Paabras, frases, oraciones, mil y una forma diferentes de decir que los sentimientos, los placeres, los miedos incluso, toman forma y que los compartes con quien deseas.

Deseos que cada vez son mas intensos, porque mas intenso es el placer que me causa.

Como tu, y tu tambien, y por supuesto no puedo olvidarme de ti, aquella que………, bueno, ya sabes quien eres, la causante de todo este deseo.

Y es ese deseo el que sin duda ha motivado que siga escribiendo, contando aqui, en estas paginas en blanco, todo aquello que se que nunca te dire, quizas si, quizas no, pero solo la espera y el sueño hacen que sea grato el simple pensamiento de que tal ocasion ocurra.

No cuento nada nuevo, no invento fantasias, ni plasmo sueños, solo quito el blanco de una pagina para que aparezcan las letras que al leerlas, tenga la creencia que te seran gratas.

Espero, deseo y cuento con ello, de que el simple pensamiento en ti, siga permitiendome borrar el blanco de las paginas.

Cuidate.

90 minutos.

Es fiesta en el pueblo, y como tal, entre otras actividades esta el teatro, y el titulo de la obra que representan me ha hecho pensar.

La obra en cuestion se basa en lo que hariamos si supieramos con total y absoluta certeza, que solo nos quedan los proximos noventa minutos de vida.

Parece facil, supongo que la gan mayoria escogeria una recortada, municion suficiente, y a cargarse a todo hijoputa que uno conoce, pero claro, no solo nos faltaria municion, sino tambien tiempo, y aun que nos lo pusieran delante nuestro, uno detrás del otro, seguirían habiendo demasiados.

El otro grupo miraria de tirarse, beneficiarse, hacer el amor, sexo, con toda aquella mujer, hombre o cabra, para gustos colores, que uno siempre soño.

Y luego estan, los que yo denomino innombrables, osease, algunos como yo, que, pensandolo friamente, escogeriamos vivir esos ultimos noventa minutos, como hemos vivido los anteriores noventa mil millones de minutos anteriores.

Desayunaria mi increíble café con leche, con ese croissant relleno de nocilla que solo te tomas un dia a la semana, leeria un capitulo de ese puñetero libro que tanto te absorve y por el cual, no dabas un duro, llamaria al incordio de mi hija, al que no puedo dejar de pensar ni siquiera cinco minutos, cosas de estar orgulloso de ella, que se le va ha hacer, quizas llamarias a aquella persona que nunca te atreviste….aunque si antes no lo hiciste, para que vas ha hacerlo ahora?.

Nada de llamadas, enviare un wasap, es mas moderno y ademas gratis.

Eso si, te llamaria para volver a escucharte, ya sabes que me encanta oir tu risa.

Veo que ya han pasado unos cuarenta y cinco minutos, me queda la mitad, lo aprovechare para ese chupito que solo te tomas cuando llega el finde o la noche, pues hoy me lo tomare por la mañana¡¡¡.

Saldria a la calle, hace sol, el viento es suave, las mujeres van hermosas, aunque a mi siempre me lo han parecido, cosas que tiene el que me encanten.

Me sentare en ese banco, y recordare, los sueños, las mañanas, las noches en que despertar era una pesadilla, esa sonrisa, ignorare recordar miserias y dolor, porque en mis noventa minutos, solo quiero recordar el placer que he tenido en esos noventa mil millones de minutos anteriores.

Y como no, mi ultimo pensamiento, sera para ti

Sueños?

Sueño.

No el que tienes tras horas o dias durmiendo poco o por cansancio que se te acumula.

No.

Me refiero a un sueño.

Soñar.

Despertarte y mirar hacia ese rincón sin ver, sin saber si sigues soñando, con ese latido en el pecho queriendo ser el mas rapido…..

Con aquella imagen, la ultima, guardad en la memoria, incluso, no se si a ti te ha ocurrido, con cierto olor añadido.

Giras la cabeza, quizas observas el techo, mirando con una vision de rayos X porque ves mas alla, quizas lo hagas en el lado contrario de donde has despertado, y vuelves la cabeza ahí, donde tus ojos han visto sin ver, deseando ver aquello que solo en tu cabeza aparecio.

Su rostro.

Su olor.

Esa suavidad que conociste.

Me rio de los que aseguran que uno no sueña en color, que no sueña olores, que todo es un proceso bioquimico del hipotalamo, del sueño REM, que son fases, que la vigilancia de nuestro cerebro primitivo que nos advierte, de los miles y miles de años de evolución, de los………tonterias¡¡¡.

Nadie de ellos, pero que ninguno de ellos, ha tenido esos sueños, porque los afortunados que nos hemos despertado como al principio, sabemos que no es asi, que somos capaces de soñar con esa blusa de color crema que deslizamos sobre sus hombros, recordamos el olor que aparecia sobre un trozo de piel al descubierto o la increíble suavidad de un rincón o pliegue de su cuerpo.

¿Pero y si no fuera solo un sueño?

¿Y si cada dia tuvieramos la oportunidad de hacerlo real?

¿Y si fuera real?