Para Ti

Fue de lo mas extraño…o quizás no, realmente, quizás ese destino del que tanto reniego en mas ocasiones de las que debería, y que al fin y al cabo, me esta demostrando que tiene un plan para mi…en fin, que fue verla y sentir como si algo nos hermanara, no se, al fin y al cabo, la conocí a través de una mascarilla, cosas de estar en plena pandemia de virus y miedo, pero aun así, hubo algo que me llamo poderosamente la atención.

Quizás fuera esa mochila que solemos llevar algunos, aquellos que en su día catalogue como los que se atreven a sentir, no se, quizás es porque vi todo lo increíble que era y todo lo que ella era incapaz o negar que fuera, algo así como si de alguna forma remota y fantasiosa, me viera a mi mismo.

Fueron días de dudas y cierta curiosidad cuando coincidíamos, al fin y al cabo,a los dos ya nos había dado ciertos golpes la vida en forma de no saber interpretar bien aquellos que eramos.

Pero un día

Un día nos miramos, me sonrió y nos dijimos un Hola, sin apenas hablarnos.

El resto fue fácil.

Coincidir en esta vida es harto complicado, mas aun cuando, en este espacio del tiempo que nos ha tocado vivir, estamos mas supeditados a seguir una serie de patrones, de formas de estar, incluso el decirnos según que nos nace, se interpreta de forma totalmente opuesta a la finalidad con la que la expresamos.

Hablamos, reímos, nos sorprendemos por la similitud de actos que, en mi caso he vivido y que ella, espero que nunca viva, pero que al hablarlo, veo que coincide en que la posición a tomar, es la misma, no deja de sorprendernos.

Intenso… en una ocasión me definieron así, intenso, alguien, según una personajilla en cuestión, me definió así porque me vuelco de forma total y sin reservas, y bueno, ya somos tres.

Así nos llamamos, el trió de los intensitos, cada uno perteneciente a una generación distinta, a una serie de vivencias nunca parecidas, pero siempre provocadas por aquella búsqueda incansable de sentir, de no dejar que se adormezcan las ganas de…¿vivir?.

Me rio con ella, con ellas, me quedo en silencio cuando hablan entre ellas y se cuentan secretos y yo solo quedo en paz porque me permiten estar ahí.

Me rio con ella y me enfado cuando me deja decirle lo increíble es verla como camina y no se lo cree, cuando le digo que deje de mirarme así, que solo la salva que seamos amigos, pero que una parte primitiva de mi esta deseando saltar…y sigue sin creerlo.

Pero el tiempo, ¡¡ah el tiempo!!, ese pequeño y tremendo factor del universo, que juega a mi favor, esta comenzando a decirle, a demostrarle que no son las fantasías de un hombre, este que le escribe y que según ella, soy amable porque toca serlo…hummm, por suerte, el tiempo me esta ayudando, el tiempo y cierta venda que nos colocamos en ocasiones, yo mismo la he llevado durante no poco tiempo, dicha venda comienza a caerse, comienza a desprenderse, y ella se esta viendo en los ojos de los demás, tal como la he llegado a ver.

Sin artificios.

Sin mascaras.

Sin todas esas reservas de no poder ser uno mismo.

Ahora vamos teniendo la suerte de comenzar a ver a alguien , no distinto, porque siempre estuvo ahí, pero ahora, comenzamos a verla, a verte, con el brillo que unos pocos, los afortunados que supimos que estaba ahí, sabíamos que estaba y no me cansare de decírtelo, ahora pueden admirarlo el resto de la humanidad.

Recuerda siempre de brillar.

5 comentarios en “Para Ti

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s