Decirlo

Uno de los motivos principales, para aquellos que necesitamos volcar en hojas en blanco, mil y un pensamientos,sueños que creemos imposibles en ocasiones, experiencias que nacen del dolor mas intenso posible, de la mentira mas piadosa, de la verdad mas cruel, y aun podría añadir mas, lo necesitamos…y aun así, en ocasiones no podemos.

Nos quedamos en blanco?

No.

Solo es la abrumadora y pesada carga que hemos asumido en un instante de mil millones de palabras e ideas que pugnaban por surgir, ante cualquiera de las eventualidades posibles, en la vida de alguien que se atreva a vivirla.

Y si, soy una de esas personas, soy una de esas personas que han llorado mirando un centenar de películas románticas, soy ese alguien, siempre hay alguien cercano a nosotros,sobre todo cuando no queremos decir que somos nosotros mismos, que se queda con el teléfono a medio marcar de un numero que conoce casi de memoria, pero del que siempre deja el ultimo sin apretar, soy de aquellos que escuchan las mismas canciones que antes, pero que suenan distintas, como si las letras fueran distintas, pero lo único distinto es que ahora duele su sentido.

El principal peligro es que puedas sentirte atraído, hacerte adicto a cierto tipo de tristeza.

Hay quien se escuda en mil y una relaciones fugaces porque se atemoriza de intentarlo y fracasar…

Habrá otros que creerán que su tiempo ha finalizado, que es ahora de aceptar lo que el destino ya lleva tiempo acumulado para si mismo, un cierta sensación de fracaso aunque lo hubiera intentado mil veces mas.

¿Y si mi destino no es lo que deseo?

¿Y si resulta que he de ser solo…amigo…compañero…buena persona…?

¡¡¡Pero quiero querer a alguien!!!

Quiero decirte te quiero, por ser la increíble persona que eres por como me acompañas…

Quiero susurrarte al oído… te quiero…porque llenas, en un solo instante, un día de caos y desesperanza.

Quiero decirte te quiero, paseando, cogidos de la mano quizás, tomando un café por la mañana, yo leyendo, tu mirando quien sabe que en la tele, alzar la vista, sonreírme y solo decirlo.

Y en lugar de ello…

Bueno, el tiempo, esa magnitud que nos empeñamos en controlar, en dominar incluso, pobres de nosotros por creerlo así, se encarga de, digamos de ponernos en nuestro sitio, de hacernos ver que aquello que tanto nos dolió, como si algo clavado tuviéramos, ahora solo duele de forma menos cruel, quizás mas adelante, solo duela, quizás la lleguemos a olvidar..¡¡noooo!!, sabemos que eso no podría ocurrir nunca, porque entonces…

Quizás no pueda volver a decir te quiero de la misma forma que me hubiera gustado seguir diciéndotelo, pero me he comprometido a mi mismo, de seguir queriendo, en un día como hoy, he dejado de pasear a la hora de las brujas, de llorar por silencios que dolían menos que las palabras que se dijeron, en un día como hoy, he decidido seguir queriendo.

Y el de ahora, este te quiero….

Es para ti.

8 comentarios en “Decirlo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s