El Hierro III

Cuando, tras haber leído mi ultima entrada sobre mi estancia en la que, ahora puedo decirlo, es mi isla, El Hierro, me preguntaste si realmente me había puesto a nadar, si realmente creí que no podría llegar de vuelta a la orilla…solo recuerdo haberte preguntado si me veías capaz de semejante locura.

Quizás debería haberte contado todo esta tiempo pasado de locura, tiempo en que no conté con apenas nadie para desahogar todo aquello que iba acumulando, ni siquiera con mis dos apéndices favoritos, ellas dos que complementan, si, así es la palabra justa y apropiada, complementan mi alma, en una de ellas me veo reflejado en las mil y unas experiencias vividas, en la otra es el mismo ímpetu y locura que me invadía cuando mas joven, y en el que me lamento de no poder como decirle y advertirle de lo que podría surgir, todo ello porque yo ya lo viví, quizás porque crea que ella ha de vivirlo, ha de experimentarlo, pero sabiendo que nunca estara sola.

Si, me lance al agua, sin mas deseo que ahogar toda la rabia que llevaba acumulada…quizás no recorrí una distancia muy grande, ya te digo que no perdí de vista el contorno de la isla ni nada de todo eso, pero si que nade hasta que ya no podía mas, hasta que pare y ahí, justo ahí… comencé a llorar … comencé a recordar los porque… los como … y aun mas importante… comencé a recuperar el..¿porque no?, así que volví, el resto ya lo has leído.

Lo que no te conté fue que alguien estaba por ahí, un viejo pescador ya jubilado, de quien tomare el nombre de Ernesto para referirme a el, y que en los días posteriores me enseño tanto y tanto de una isla llena de rincones, como también de lo que significa el precio que uno ha de pagar por hacer algo tan simple como inmensamente complicado… vivir.

Pero eso sera en otro momento.

Porque ahora quiero contarte mi llegada al hotel, con agujas de dolor hasta en el mas recóndito musculo que pudieras imaginar, si, incluso en ese que tu nunca nombrarías, hasta ahí tenia dolor.

Así que ya me ves, tomando algo para beber y salir a esa terraza que el azar me ha prodigado en la fortuna de haber elegido estos apartamentos, y veo que comienza a ocultarse el sol, así que me pongo cómodo y veo como juegan a el escondite los participantes de la mas increíble y trágica historia de amor, el sol y la luna, condenados a no verse nunca juntos y buscándose siempre en cada amanecer y atardecer.

Vale, lo se, existen los eclipses de luna y todo eso, pero no me negaras que suena romántico¡¡¡.

En fin, ahí me tienes, aun nervioso por mi ultima locura, aun lleno de esa adrenalina vertida durante esa tarde, y ahí estoy, mirando un cielo lleno de luces como hacia tiempo que no recordaba… y el silencio que me rodeaba.

Pensé en ti, en que quizás estuvieras mirando esa misma porción de cielo en ese mismo instante…

Recordé instantes vividos, unos ya lejanos en el tiempo, otros mas próximos en noches cerradas…

Volví a sentir el miedo de unos momentos que creía haber perdido en la memoria…

Pensé en ti, en que quizás estuvieras mirando esa misma porción de cielo en ese mismo instante…

Sonreí a la oscuridad por hacerme ver cuan maravilloso era la luz del sol…

Recordé caras, gestos, besos incluso, caricias que…soñé con lo que podría ser… volví a recordar como levantarse cuando uno cae… y mientras tanto…

Pensé en ti, en que quizás estuvieras mirando esa misma porción de cielo en ese mismo instante…

5 comentarios en “El Hierro III

  1. Qué puedo decirte que no te haya dicho ya?
    La forma en que narras tus textos, nos hace partícipes de alguna forma de tus sensaciones y es muy fácil entender que sientes en esos momentos.
    y tengo que decirlo… lástima que wordpress no te de la opción de compartir tu entrada cuando la recitas, me siento afortunada al haberte escuchado leerla…y merece la pena.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s