Una noche

Los recuerdos se agolpan en mi cabeza mientras veo como van pasando los segundos de esta noche que no quiero acabar, quizás sea la primera vez que odiare la salida del sol, porque ella me privara de poder seguir a tu lado, oliéndote la piel que he saboreado instantes antes, o notando como tus dedos me acariciaban sin pausa.

Pero realmente hay algo que recuerdo con perfecto detalle, y es el momento que dejamos de hablar, fue ahí cuando sentí como tu mirada cambiaba y fue también como note como mi pulso se aceleraba al acercarte y notar como tus labios rozaban los míos.

Recordar como nos enzarzábamos en una batalla por ver quien besaba con mas pasión…

Acordarme como nuestras manos recorrían rincones solo imaginados…

Sentir como cada vez teníamos mas calor y solo lo supimos solucionar quitándole la ropa al otro…

Pero en mi caso, solo tenia mas calor al ver como iba surgiendo mas piel de ti y cada vez mas me acuciaba el deseo de saber que gusto tenia esa piel tan deseada.

Y pude satisfacer esa ansia¡¡¡

Te bese en cada centímetro que vi, en cada parte de ti, diez besos para cada pecho, veinte para cada pierna, perdí la cuenta cuando comenze en tu nuca y acabe mas abajo de tu cintura, otros diez besos mas en cada brazo tuyo, ¿sigo?, creo que no, porque solo al recordarlo ahora, vuelvo a sentir ese deseo de volver a contar cada beso que te di, no fuera que me hubiera equivocado.

Susurros en mi oído, rogándome, animándome, diciéndome todo aquello que deseabas y yo presuroso en complacerte y escuchando como tu voz se elevaba y callaba unos instantes en cada ocasión que lograba que tus manos y tu cuerpo se contrajeran esos instantes que tanto quería conseguir para ti.

Tampoco puedo olvidar los momentos en los que me ordenabas….¡¡¡ estate quieto!!!  mientras notaba como tus labios me recorrían y oía reírte en cada momento que lograbas que suspirara o se detenía mi respiración.

Mis labios en tu pelo, tus manos mas abajo de mi cintura, mis manos entre tus piernas, tus dedos, mis labios, mis dedos, tus labios, creo que no quedo nada por saborear o acariciar, y si así fue……. ¿porque aun deseo mas?.

Se acerca el sol, la luz aparece por la ventana y hace brillar tu espalda, así que me acerco a tu cintura y , goloso aun, me acerco a saborear a que sabe esa parte de ti cuando la refleja la luz, y es curioso, ver como te despiertas al besarte, quizás al segundo o tercer beso, y hace que mi deseo se haga mas intenso, te das la vuelta, y el sol comienza a acariciarte el pecho, y … ¿te recuerdo lo que hago cuando la luz del sol acaricia tu piel?, veo que tus gemidos ya me dan la respuesta, y veo que todo vuelve  comenzar, solo que en en esta ocasión, he ganado tiempo al no tener que desvestirte y puedo estar mas rato dentro de ti.

Recuerdame esta noche porque sigo soñando en contar cuantos besos tienen tus pechos o que sabe el secreto mas abajo de tu cintura.

16 comentarios en “Una noche

    1. Y señorita…¡¡¡ Muchas gracias!!! Aún estoy sorprendido y muy contento la verdad, y claro, aunque escriba simplemente para desahogarme de algunos días, es muy gratificante que te lean y te consideren así, por ello me repito, ¡¡¡ Muchas gracias!!!!!

      Me gusta

  1. Querido Jordi,

    Me alegra poder disfrutar de tu lectura, una tarde aburrida y soporífera de oficina, como es esta….espero poder pararme más a menudo en tu blog igual que haces tú en mi ig, de momento voy a seguir leyéndote un rato más hasta que suene el timbre de salida.
    @mareastories

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s