Crónicas de un hombre que se enamoraba hasta de una sonrisa. I

Erase una vez un hombre que se… ¡¡que puñetas!!, soy yo, este que escribe como terapia, como una especie de desahogo particular, como una forma de evadirme de muchos, pero que muchos días grises, algunos anodinos, en los que solo podia contar las horas para finalizar el trabajo y luego contaba las horas para dormir y dar paso a, quizás otro día que me deparara…no se, algo diferente, quizas un nuevo sueño, una nueva perspectiva, una nueva ilusion…

Y si, me enamoro con muchísima facilidad, una simple o no tan simple sonrisa, consigue que mi cabeza de pie a múltiples alternativas posibles, una simple o no tan simple sonrisa, consigue que mi sangre circule mas rápido, que sea capaz de creer que quizás no es a mi, y que cuando veo que es a mi, me pregunte si no estará muy borracha o es que no ve muy bien¡¡¡, me enamoro tan facilmente que me permito soñar, hacer mi particular cuento de la lechera, no creer en todos aquellos signos que todo el mundo ve -menos yo logicamente- y seguir adelante con la derrota en el horizonte, y a pesar de todo eso, sigo engañandome, sigo creyendo que puedo cambiar lo que el destino dice que es para mi

No puedo engañarme, no soy precisamente un adonis, un tío de esos tipo croisant, de los que andan con los brazos abiertos, con camisetas ceñidas a los brazos, quizás llenos de tatuajes que ni ellos entienden el motivo porque el que se los hicieron, no, realmente no soy como esos especímenes, que en demasiadas ocasiones, me dan vergüenza ajena en cuanto les oigo hablar.

¿Que como soy yo?, hummm, no se, quizás lo que me veo no es lo mas justo, pero soy algo así como un metro cubico, es decir, soy alto dentro de la normalidad, ancho de espaldas, ancho de cintura, ancho de abdomen, ancho de piernas, vamos, que soy como un armario, pero básicamente en lo que concierne a igual ancho por arriba que por abajo jajajajaja, eso si, casi todo el mundo coincide en mis ojos claros, azules o verdes segun la luz que se de en esas circunstancias.

Y nada, aquí me tienes, volcando en este dia de hoy, una serie de artículos que quiero escribir como manera de contarte de quien me he vuelto a enamorar, ya he perdido la cuenta, de que sonrisa, porque en esta ocasión, no ha habido que girar la cabeza cuando ella ha pasado por mi lado, o quizás verla en cierta distancia, no, en esta ocasión ha bastado una breve conversación, una sonrisa por parte de ella y una enorme parálisis de todo mi cuerpo cuando se acerca o me mira, vamos, lo que se dice agilipollado entero¡¡¡¡

¿Que voy ha hacer ahora?

Es una sabia pregunta, para la que no hay respuesta valida, si ya lo se, habrá quien diga..¡¡adelante!!, sin miedo, que solo puede decirte que solo sois amigos…o quizás decirte porque no lo habías preguntado antes¡¡¡¡…

Vete a saber, porque siempre hay mas, siempre hay algo mas, quizás la edad, quizás la religión, quizás la distancia, quizás, quizás y muchos mas quizás.

Pero aprendí hace ya un tiempo, que no es malo enamorarse, que ello nos da vida, que estar así es estar pendiente de como ha surgido el sol hoy, que consigues que mires con mas atención a esas parejas que se atrevieron, que quizás veas como sus manos se buscan paseando, que pienses en la suerte que tienen y como te gustaría decirles que no agoten esos momentos en los que solo les cuenta el impulso, que se besen sin motivo, que se miren sin razón, que se acaricien levemente solo por el placer de sentirle ahí, a pocos centímetros.

Soy un hombre que se ha enamorado, que espera que nunca pierda esa capacidad de sorpresa, que una simple o quizás no tan simple, sonrisa, sea capaz de sacudirme tan profundamente por dentro,

Soy un hombre que esta enamorado de un trabajo que le llena mas días de lo que era consciente, hasta que me enamore de su sonrisa, hasta que volvi a recordar quien era.

Soy un hombre que esta enamorado de todo un puñado de gente, con quien viví dos meses de autentica sorpresa, dudas, miedos en mi trabajo y que no era consciente hasta que me enamore de su sonrisa y que ahora presumo de todos y cada uno de ellos.

¿Que mas puedo decirte que no sepas ya?

Bueno, quizás en el próximo articulo.

7 comentarios en “Crónicas de un hombre que se enamoraba hasta de una sonrisa. I

  1. elcieloyelinfierno

    Oda al amor! Brillante; es lo que mas enriquece el alma, el amor por la vida en todos sus sentidos y circunstancias, que se niega al temor que paraliza y solo sabe que compartir eleva y enseña, a mirar a l@s otr@s con esa subita empatia, que solo tienen los elegidos. Un abrazo, amigo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s