Para ella

Buenooooo, aquí estoy dándole o intentado darle forma a un montón de ideas, de pensamientos y vete tu a saber que cosas mas que me están surgiendo en la cabeza, ya no solo por el tiempo y casualidades que nos estamos encontrando cuando hablamos, sino también a las especiales circunstancias con las que me estoy encontrando en el trabajo.

Y todo comenzó, lo recuerdo muy bien, con algún articulo al que hice un comentario, tu me respondiste y sin darme cuenta, reconozco que sentí curiosidad, quien era ella, la que daba abrazos, no se, me imaginaba que hacia dibujos con una linterna o vete tu a saber, en fin, que me parecía muy happy flower, pero todo eso iba cambiando mientras hablábamos, hasta que un día me atreví, te di mi numero de teléfono, y espere.

Espere.

Espere toda una eternidad, unos días, hasta que se hizo realidad, te escuche por primera vez, he de decirte, que ya en aquel momento algo se removió por dentro, pero lo achaque a mis horas en transporte publico, recuerdo que fue la época en la moto estaba rota, y también como no, al hecho de que siempre me han gustado las mujeres, es decir, por mucho que me lo propusiera, siempre he estado rodeado de ellas, a pesar de todos los palos, y no han sido pocos, que las féminas me han dado, y bueno, comenzó a gestarse algo en mi.

Mi sorpresa llego cuando me dijiste… te quiero… por primera vez, no me conocías de nada, yo no te conocía de nada, y ahí estábamos los dos, tu confesándome un sentimiento, quizás con cierto miedo a ver como reaccionaba, y yo sorprendido de causar ese sentimiento en alguien como tu.

Pero ahí seguí, pese a todo lo evidente, a lo lógico, a pensar que solo seria un calenton de esos, una fantasía hecha realidad entre dos personas que no hay lugar para que se encuentren, una de esas aventuras que solo se encuentran en historias o en películas, ahí estaba yo, pensando cada vez mas en ti, en como podía ser que necesitara saber cada día de ti.

No me fue fácil, para nada, reconocer que comenzaba a desear decirte lo mismo, había mucho miedo, miedo ante las dificultades de distancia, a tu situación personal particular, al hecho de que siempre lo hablamos todo entre nosotros, incluso llegue a notarte como de nerviosa estabas por si yo, al saberlo, seria capaz de echarme hacia atrás, pero no lo hice.

Y un día me atreví, te dije que te quería, y ahí se desbordo todo, creo que ahí hubo un primer impass, una ruptura de lo que iba gestándose y no se atrevía a surgir.

Comencé a soñar.

Y hace poco, tras todo este follón inmenso que se esta moviendo a mi alrededor, con todo esto que estoy viviendo…no quiero ni debo esperar.

El tiempo es breve y no puedo esperar, quiero saber si solo hay una milmillonésima parte de lo que siento ahora mismo, tras una foto, tras una videoconferencia, cuando te tenga delante, cuando pueda acercarme a ti y decirte simplemente hola.

Quiero que la situación sea distinta, quiero verte cada día, hablar contigo y escucharte decirle a tus hijos que no te molesten porque estas hablando conmigo, quiero verte en esa cama sin auriculares, quiero oírte reír de esa forma tan escandalosa que dices tener, quiero que presumas de mi, si soy digno para ello, porque yo presumo a cada instante de ti, porque no me puedo creer que estas ahí, en mi vida.

Todo se resume en dos palabras.

Te quiero.

Y quiero probar, de forma libre, sin tapujos, sin miedos, sin esperas.

Esto acabara, no se como estaremos todos cuando llegue, pero yo cogeré un tren hacia ti, y quiero verte, para un café, para comprobar que eres real, para, si es ello posible, darte un beso, para pasear cogidos de la mano, y si no fuera posible, para verte simplemente y recalcarme a mi mismo que incluso así, sin poderte tocar, ha valido la pena, que lo volvería a decir, ha hacer, durante mil vidas en diez mil mundos.

14 comentarios en “Para ella

  1. Pero qué bonito por dios!!!
    Me encanta tu romanticismo, ojalá muchos hombres fueran así, lanzados, cariñosos hasta más no poder.
    No me explico por qué te habrán hecho sufrir algunas mujeres, será porque no te merecían, a alguien que es capaz de sentir así, se le tiene que querer si o si.
    Espero que nos cuentes qué ha pasado cuando os veáis, cuando os beseis, no nos dejes con la intriga Jordi.
    Un fuerte abrazo y ánimo!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Helena Sauras

    Jordi, felicidades atrasadas por tu santo. Te has “desnudado”. Yo también lo hago a través de las palabras. Te felicito por esos sentimientos que tienes. Adelante, el tiempo es muy breve y, cuando nos damos cuenta de ello, posiblemente ya se nos ha acabado. Disfruta del instante. Si te lo permite, disfruta con ella. Esperemos que se salga pronto del confinamiento y de manera segura.. ¡Suerte y amor!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s