Nostalgia II

Hace poco, cumpliendo el dicho de que el mundo es un pañuelo, retome el contacto con alguien con quien compartí momentos de juventud, en una institución ignorada hoy en día, pero que en su momento de creación fue la imagen de una esperanza para muchos hombres y mujeres, me refiero a la Cruz Roja y también a la llamada Media Luna Roja, y recordaba aquellos días, las guardias que realizábamos, ese uniforme que para nada nos representaba, pero con el que andábamos orgullosos, porque la gente nos dejaba paso al vernos correr, y es algo curioso de reflexión, en esta época de grabar con los móviles cualquier incidencia, con la necesidad imperiosa de subir a ese mundo frio y vació antes que ayudar a esa persona necesitada, esa morbosa necesidad de compartir la desgracia de los demás, no se, es igual de inexplicable para mi, como esa misma necesidad de publicar una pretendida y falsa felicidad completa y total.

Has de entender la situación, un accidente en la carretera, un par o mas de coches humeantes, corrillo de gente mirando sin atreverse a hacer cualquier acción y escuchar a lo lejos, una sirena que anunciaba una pronta respuesta a ese accidente. Un frenazo habitual, siempre íbamos con prisas, bajábamos casi casi en marcha, nuestra mirada puesta en el humo que surgía en los coches, gritos de ¡¡apártense!!, gruñidos para intentar abrir las puertas, palabras de ¡¡cuidado con ese brazo!!, ¡¡cogele bien la cabeza!!,¡¡dejame sitio!!, no pensábamos que estábamos encima de una caja de hierro llena de gasolina, depositar los cuerpos en aquellas camillas rígidas y llevarlos deprisa al centro mas cercano, mientras un par de nosotros nos quedábamos en la zona accidentada, esperando la llegada de la policía, o quizás ya estuvieran ahí y eran ellos los que nos estaba esperando, mirándonos con aquella mirada que solo se dedicaba a los que pertenecían a una especie de raza diferente.

Porque lo eramos.

Junto con algunos de ellos, entramos en casas a punto de incendiarse en varios incendios forestales, sacamos a caballito a ancianos en una residencia llena de humo por culpa de un colchón incendiado, estuvimos todo un fin de semana, mojándonos y casi sin dormir y menos comer, por estar pendientes de la visita de un líder religioso y de lo que conllevo a muchos de aquellos creyentes estar expuestos. Por pertenecer a una unidad de montaña, este que relata hoy esas vivencias, junto con el resto de miembros de la unidad completo con éxito un buen numero de búsquedas de excursionistas perdidos, una cantidad nada despreciable de rescates en paredes de montaña, rescates motivados principalmente por la falta de experiencia y material deficitario de quienes lo intentaban, eramos diferentes, llenos del mismo miedo o quizás mas aun que cualquier otro, pero todos nosotros nos sentíamos que marcábamos la diferencia.

Días tristes, rincones del local donde nos reuníamos llenos de lagrimas, porque supimos lo que era ver partir a alguien en un ultimo suspiro, días de rabia por llegar tarde a un accidente y decir por la emisora..clave ocho.. nomenclatura para que vinieran otros servicios, días en los que el aburrimiento era sinónimo de tranquilidad, roto por el grito desde la emisora anunciando este o aquel servicio.

¿Porque te cuento esta batallita?

Porque has de saber que hubo una época en la que los conductores se paraban a preguntar ante un coche parado, porque existió un día, en el que alguien se encontraba mal, y la gente se reunía a su alrededor, no a grabar su cara, sino a intentar ayudar, que hubo gente que sacrificaba un domingo al mes para ayudar a sus semejantes ante una eventualidad en carretera o en su domicilio, gente que formaba vínculos de por vida, un simple emblema, un carnet que acreditaba la pertenecía a esa institución, el orgullo de haber hecho algo…excepcional, salvar una vida, entregar a una familia a su ser querido tras estar perdido unas breves horas, llegar a casa y que te preguntaran que tal había sido tu guardia y tu guardar silencio durante unos instantes y decir ¡Bien, ha ido bien!, cuando en realidad habías derrapado con la ambulancia para llegar pronto a la unidad de urgencias, y que sabias que esa prontitud había marcado la diferencia.

Has de saber que existieron ese tipo de gente, la mas normal y maravillosa de todas ellas, gente que se entrego en un momento determinado por otro desconocido, sin preguntar, sin cuestionar, solo porque eran de la Cruz Roja, porque llevaban el uniforme , porque habían hecho el curso de socorrismo, porque querían hacerlo.

Has de saber que hubo otra época.

14 comentarios en “Nostalgia II

  1. Todo eso en lo q reflexionas va unido a la educación, a los valores y en la época en la q vivimos s carece d todo eso y más.. Las generaciones q vienen llevan el estigma d lo quiero y lo tengo sea como sea y a costa d lo q sea, a no cuidar d los demás y a vivir dentro d su propio mundo ilusorio ególatra, dejando atrás la empatía y la solidaridad.. Es el verdadero mal d la sociedad…😉

    Le gusta a 1 persona

  2. Carolina

    Que pena que pensemos que eso ya es de otra época. Al fin y al cabo es una cuestión de actitud, de valores. Tengo la esperanza que gente como tu seguirá existiendo y viviendo así, aunque sea en silencio. De hecho, eso es una de sus cualidades, que no son ruidosos. Y ahí están…. Ahí estais!

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo más bien creo que ya es un aspecto social, de educación, de que es ahora tiempo de la cultura de obtener lo que uno quiere sin esfuerzo, casi sin coste.
      Es triste, pero el futuro no parece avanzar de otra forma.
      Pero gracias por leer y comentar.
      Un abrazo

      Le gusta a 2 personas

Responder a erotismoenguardia Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s