Una noche mas II

Y aquí estoy, a tu lado en el coche, viendo de reojo ese perfil tan increíble que tienes mientras intento disimular cambiando de música, estas ahí, a mi lado, apenas a un palmo de distancia, con el color de tu pelo cambiando de tono según la luz que va pasando de cada farola, con el color rojizo del semáforo, veo como respiras, como sigues hablando de tu casa, de tu trabajo, de aquello que te gusta, te pregunto, me preguntas, nos reímos, nos callamos, y cuando quiero darme cuenta, hemos parado y estamos los dos ahí, dentro del coche, callados, tu mirando ahí, enfrente tuyo, las luces que indican la pasarela del puente, yo mirándote a ti, hasta que me sorprendiste cuando lo hacia, cuando seguía mirándote y no dijiste nada mas, ¿que pensabas? Te pregunte, y nos reímos cuando dijiste la palabra sagrada para todo hombre…nada, no pensaba en nada.

Comenzamos a andar, nos adentramos en el mar, por encima de el, en aquella oscuridad que nos acogía, que nos preservaba de cualquier mirada, seguías con mi chaqueta puesta, seguías teniendo frio y el viento hacia locuras con tu pelo, y ahí, reclinados en la barandilla, nos seguimos contando cosas, nos seguimos preguntando por el porque de muchas otras, te conté todos los miedos, los viejos, los nuevos, te conté parte de los sueños que tenia, aquellos que se cumplieron, de los que no se si podrán verse realizados, te conté incluso de los que sin duda, tu estarías en ellos, y tu mano me toco, se acerco a mi rostro y me preguntaste…

¿Soñaras conmigo?

Si, no, quizás, supongo que cualquier respuesta hubiera sido valida, y quizás era alguna de las que esperabas, así que imagino tu sorpresa cuando no te dije nada, me acerque tanto a ti, de tal forma que no había espacio para nada mas, y te bese, despacio, apurando cada instante en los que estaba besándote, en los que tu comenzaste a jugar con tus manos y en los que yo me declare perdedor de semejante batalla.

Me diste la espalda y me rogaste que te abrazara, no dijiste que no te besara el cuello, así que, lo reconozco, me aproveche de ello, y lo hice, te bese en cada centímetro que tu pelo podía retirar y mientras tanto, tus manos seguían reteniendo las miás, apretándolas en cada ocasión en que colocaba mis labios en algún rincón de tu piel, y ahí me detuve, diciéndote muy suave lo bien que olías y tu reclinando la cabeza hacia atrás y preguntándome que íbamos a hacer ahora.

Evidentemente la respuesta era obvia, lo que cualquier persona y personas, en las mismas circunstancias hubiera dicho.

Mira conmigo el amanecer.

Ahí…ahí creo que te sorprendí, porque te giraste, vi en tu cara un atisbo de sorpresa, de placer incluso, no dijiste nada, solo que tenias una manta en el coche, que nos iría mejor para evitar la arena de la playa.

Y aquí estamos, los dos sentados en la arena, tu sigues con mi chaqueta, yo sigo acariciándote el pelo, reclinas tu cabeza en mi hombro y me tiras hacia atrás, te acuestas a mi lado, me acaricias el pecho, te beso hasta hacerme daño, escuchamos como las aguas rompen en esas escasas rocas que surgen entre la arena, me acaricias con seguridad, yo con toda mi torpeza, y mientras tanto, no sabemos como demonios colocarnos, hasta que ambos nos detenemos, nos miramos y nos acurrucamos.

Es la primera vez que veré el amanecer.

No se que decirte, pero aun así…todos nos merecemos que alguien vea un amanecer con nosotros, y ahí, ahí mis manos te acarician ya sin miedo, seguras de lo que desean, y tus palabras ya entrecortadas, casi que no las entiendo, esos pequeños sonidos que interpreto como gemidos, me indican que estoy acertado, te añado besos mientras tiemblas, mientras las olas quieren compartir el momento, se esfuerzan en recordarnos, envidiosas ellas, que también compartir tu momento.

Y tras esos instantes en los que no puedes decir nada, los que siguen en los que solo sabes que respirar agitada, en los que intentas mirarme y solo te susurro…mira como sale el sol…

Pasan los minutos, mientras recuperas tu animo, mientras te acurrucas aun mas, si ello es posible, mientras no dejas de mirar el cielo, como va creciendo la luz, como la noche se aleja y me preguntas, por mi, por como estoy y ¿sabes?, ahora mismo, no hay Bramad Pitt, Antonio Banderas, Nacho Vidal, Robert Reddford o quien quiera que sea el hombre de moda, que pueda ganarme, así me siento ahora, ahora mismo no puede haber otro hombre mas afortunado, seguro que los dioses de cualquier religión no lo permitirían.

Eres un poco raro, y eso me lo dices antes de besarme, así que creo que me lo tomare como un cumplido.

Ambos tenemos hambre, así que toca recoger las cosas, ser los primeros en el chiringuito y ver como los viejos ojos del dueño aprueban lo que ven y aun mas creyendo lo que imaginan.

¿Como estas?, una pregunta tímida que te surge mientras vas dando cuenta de un bocadillo enorme.

Pero estoy en plan juguetón, así que creo que te diré que como crees tu que estoy, pero no me sirve, porque insistes y lo dices de tal forma, insistes de tal modo, que se que debo ser sincero, serio y sincero.

Te hablo de lo que crees que debiera estar, te digo que crees que quizás algunos de mi especie podrían estar frustrados de haber estado en mi misma situación, y ante esto ultimo veo que asientes en silencio, pero se que quieres mas, así que te explico que solo quería una noche, quería formar parte de la noche de alguien, quería intentar conseguir algo único para otra persona, que llevaba tanto tiempo sin sentir, sin darme a otra persona, sin pensar en nada mas que buscar momentos fugaces en una aplicación, en fríos instantes de placer, que lo que deseaba de verdad era lo que tu me habías dado esta noche.

Breve risa de duda por tu parte, porque estas convencida de no haberme dado todo lo que tu crees o te han hecho pensar que necesitamos los hombres y quizás, si esto me hubiera ocurrido años atrás, podrías haber tenido parte de razón…pero hoy no, esta noche, creo haberte hecho feliz, parece ser que he tenido una primera vez contigo, algo que siempre se recuerda, hoy he vuelto a sentirme un hombre capaz de dar, de pensar en quien esta a su lado se merece toda mi atención, que su placer es el mio, hoy he vuelto a sentir, a creerme todos mis sueños, hoy, digamos que hoy, esta noche he vuelto a ser yo.

¿Sabias que quizás no volveremos a vernos?, ¿Que mi estancia aquí es esporádica?

Mi respuesta te sorprende porque ya lo sabia, y aun así…si, aun así hice lo que hice, y te he dicho lo que he dicho, y permitime pensar que quizás he sido un egoísta y te he utilizado para demostrarme que aun podía volver a ser quien era antes.

Tu risa, tu cara de sorpresa, el hecho de que casi te atragantes con la comida, me indican que esto ultimo no te lo esperabas.

Pero toca despedirse, tu has de volver al hotel y preparar las maletas, yo he de dormir un poco y lidiar quizás con las preguntas de mi dúo maléfico de compañeras.

Ha sido una buena noche.









Faltaba un ultimo apunte…lo de que me llevo hasta su hotel, me invito a su habitación argumentando que le ayudara a llevar las maletas, lo de que me llamara para que le ayudara con algo del armario y me la encontrara ahí, sin la transparencia, sin los tacones y yo sin palabras…

Hoy voy a ser un día en el trabajo con mucho café.

19 comentarios en “Una noche mas II

  1. Scarlet C

    Me encanta como me siento presente en una escena donde cualquier otro es un espía y sin importar si lo soy al leerte, me siento invisible entre la manera como narras esa forma de temblar, el vacío del sin palabras, el instante del beso deslizándose en un cuello, la emoción del cuerpo agitado y sabor a viento de mar.

    Le gusta a 1 persona

    1. Y a mí me encanta que te encante jajajaja.
      Pero de breve nada!!! Para mí es uno de lo más extensos que he escrito hasta la fecha, de tal forma lo tuve que hacer en dos partes!!!
      Pero si, estoy muy contento de la acogida que ha tenido.
      Gracias por leerme y comentar, es un placer.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s