Para ti

Una de las ventajas de llegar a cierta edad, son el cumulo de experiencias, que sin dudarlo, te da una perspectiva dificil de entender para algunos, dicha experiencia te dice que estas ante un momento laboral determinado y que en los llamados trabajos en equipo, eres capaz de juzgar de forma objetiva.

Hoy os cuento, dentro de mi trabajo actual, a la otra parte del trio que, en muchos dias de este verano, ha permitido, que el trabajo, que a priori podria haber sido un dia para olvidar con varias cervezas, convertirse en realidad, en un dia de risas, de gestos complices, de miradas llenas de palabras que no necesitaban ser pronunciadas, de acabar esos dias con la sensacion de haber sido elegido.

Si, notas en estas lineas que me invade el orgullo, porque yo puedo decir en voz alta, que es un placer trabajar con ellas dos.

——————————————————————————————————————–

Suelo, cuando se trata de escribir sobre alguien, comenzar con una descripción sobre su nombre, algo así como mi firma particular, y bueno, me he encontrado con sorpresas a lo largo del tiempo, como la tuya hoy…personas de una región de Francia o también, y esta en particular, me gusta mas..la coronada de laureles.

Y bueno, estoy un poco en desacuerdo, porque para mi eres…perdón, se trata de escribir sobre ti y creo que dejare para lo ultimo cual seria tu nombre perfecto.

Has de entender, que mi edad me permite cierta libertad para juzgar a la gente, así como para valorar la inmensa suerte que he tenido de conocerte y aun mas, el de trabajar con alguien como tu.

En estos tiempos que corren, no se valora de forma correcta la sonrisa con la que entras en el control, esa manera pausada de andar, de sentarte incluso, esa confianza que das a quien esta contigo, ¿exagerado?,¿demasiado amable?, escoge el termino que quieras, pero has de saber que, de una forma u otra, hay un montón de personas, que al verte y saber que estarás con ellos, durante la jornada de trabajo, están tranquilos, agradecidos de la inmensa fortuna de trabajar contigo.

He conocido a muchos compañeros y compañeras de trabajo, creeme, mi edad me da margen para ello, y ademas, en ámbitos totalmente distintos, desde cadenas de montaje a oficinas, de fabricas a hospitales, de…en fin, de uno a otro confín laboral, y en todos esos ámbitos, en todo ese tiempo, he tenido el raro y escaso placer de trabajar con personas como tu.

Quizas te suene repetido, elogios quizás que ya he volcado en otras lineas, pero esta es mi mas sincera disculpa por mi tardanza en decirte, como es de grato trabajar con personas como ella y como tu, definir el trabajar en equipo me seria muy fácil, solo tendría que pronunciar vuestros nombres, y ahí estaría el sumun, el porque nunca ha habido una tarde mala, la explicación a que nunca existiera nada que no pudiéramos conseguir, al menos hasta la fecha, milagros para la virgencita de Lourdes, pero si, yo diría que así es como se trabaja en equipo.

Ayer volviste a crear la magia, un hola, una sonrisa sincera, y un hacer una cosa detrás de la otra, como si solo hubieran pasado instantes desde la ultima vez que trabajamos.

No suelo considerarme muy afortunado, ciertas vicisitudes de mi vida, me han hecho dudar de ello, pero si hay algo seguro, en ciertos días, en ciertos momentos, el estar contigo, consiguen hacerme sentir bien, y eso, en estos tiempos que corren, es de muy agradecer.

Y si, creo que ahora toca decirte quien creo que eres, porque, para mi, no eres, según tu nombre, de ascendencia francesa, sino mas bien, griega, ateniense, troyana incluso, porque verte es no dejar de sorprenderme de que la imaginación se desborde, de que tu estabas en una nave griega, por el mediterráneo, con una túnica por vestido, con el pelo que nunca dejas de arreglarte y consiguiendo, cosa increíble, que aun te quede mejor, verte es pensar en Helena, aquella por la que mil naves se hicieron a la mar, y a la que hoy, muchos de los que conozco, no dudan en sonreír por saber que estarás con ellos.

Hoy toca decirte, de darte las gracias, por no hacer nada mas que ser tu misma, por esas tardes en las que me escuchas, en aquellas en la que sonríes, en las que ríes, hoy toca darte las gracias porque… ¿porque no?.

Son tiempos extraños, tiempos en los que volcamos cada instante de felicidad en frías pantallas y en amistades aun mas frías, instantes que uno nunca sabe lo ciertos que pudieran ser, así que doy las gracias por escucharte, por tenerte ahí, porque nunca dejo de aprender, pero sobre todo, he de darte las gracias por ser tu.

La que viene de una región de Francia…

La coronada de laureles…

Anuncios

7 comentarios en “Para ti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s