Marcas

Supongo que debería hacer algún tipo de reflexión, quizás rebosar optimismo, esperanza, culminar alguna frase con mensaje que te haga pensar, meditar, pero va ser que no, porque, al menos por el momento lo que mas me invade es la resignación.

Quizas creas que es por las fechas en las que nos vamos acercando, fechas en las que, de repente, te encuentras con cuasi desconocidos de todo este año, en los que apenas has cruzado una palabra, un mensaje o minimamente un pensamiento, desearte con una efusividad, que a mi personalmente, me da miedo, eso, te desean las mas increíbles buenaventuras, que estés junto con tu familia, que el trabajo te vaya bien, y algunos que otro, principalmente del sexo masculino, te desean que sigas teniendo una vida sexual de cine, quizás a estos últimos debería decirles… bueno, a estos no les diré nada,¡¡¡ porque tampoco se lo creerían!!!.

Y digo resignación, no con la tristeza que quizás le atribuyas a la palabra, sino con aquella realidad que me acontece últimamente, la de haber aceptado todos los momentos vividos, el segundo actor de todas las historias que conté, quizás el principal en alguna, quizás cuando no quise serlo, no lo se, pero si se algo, las viví con aquella tranquilidad de que no había otra manera de hacerla, con la idea de que era la correcta, o quizás con la que yo creía era la correcta.

Todo ello, todos esos instantes quedaron en mi memoria y algunos dejaron marca en mi cuerpo, cicatrices según cuenta el diccionario, recordatorios en ocasiones de apuestas a todo o nada, y tanto en la victoria como en el fracaso, dejaron su particular huella.

Es fácil llevarse a la memoria, tras un par de chupitos de tequila, la pipa casi acabada y el sol alejándose en el cielo, remontar la corriente de los recuerdos vividos, marcas descoloridas en ocasiones por el tiempo transcurrido o por la brevedad del momento que las causo, como también están las otras, sin relación entre el tiempo, unas causadas cuando apenas había aprendido, hermanadas con las mas recientes, marcas o cicatrices que apenas sabes distinguir las unas de las otras, porque su color, su textura e incluso, el lugar que ocupan, son prácticamente idénticas.

Quizás no este resignado, quizás solo este haciendo un breve resumen, no de este año que se agota, quizás este haciendo memoria de lo que me ha llevado a ser quien soy, quien, cuando, porque, como, cual, cuanto…

Quizás pienses que no, pero lo cierto es que estoy orgulloso, mas de mis intentos que no de mis éxitos, de mis logros, porque al conseguirlos, bueno, al conseguirlos quedaron ahí, en ese particular rincón de mi ego, pero aquellos que no conseguí, aquellos que seguí intentando, una y otra vez, los que dejaron mas de una cicatriz en mi piel, en mi propia alma, los intentos que aun, a día de hoy, sigo teniendo pendientes, esos, esos son los que me hacen seguir siendo quien soy.

No deja de ser chocante que inicie esta pagina con cierta tristeza versus resignación, y acabe estas lineas con el orgullo de mis actos, quizás hacer memoria y recordar que hemos hecho, ya no solo este año, sino en nuestro mas y mayor éxito personal.

Haber vivido.

Anuncios

5 comentarios en “Marcas

Responder a Toñi Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s