Comenzar

Surcar un rio perdido.

 Escalar la torre olvidada.

 Cruzar el mar de una vida pasada.

 Pasear por los senderos del nuevo otoño.

 Todo por imaginar, nada en lo que creer con certeza.

 Supongo que aun seria capaz de crearme sueños, de pensar en mil fantasias, quizas incluso de volver a pensar en los posibles.

 Son mis pasos los que resuenan en esta tierra, llena de hojas caidas, son mis ojos los que ven como, lentamente, caen hojas del cielo, arrastradas por el viento, traidas de quien sabe que destino.

 Vuelven a ser mis pasos los que me detienen en el banco de piedra gris, de humedad recogida por la hora de la mañana que nacio hace poco, mi respiración que surge en vaho, llena de intentos, de lagrimas y risas.

 Tengo las manos frias, busco el calor del abrigo, como hace tiempo busque tu calor debajo de una sabana, un dia, todos los dias de una semana, todos los dias de una vida ya pasada.

 Giro mi cabeza, siguen cayendo hojas arrastradas por el viento, y cierro los ojos.

 Pero mis oidos siguen abiertos.

 Breves rasguños en el suelo me sugieren nuevas hojas que caen, de quien sabe que rincón.

 Y al incorporarme de nuevo, se abren mis ojos.

 Ya no es el otoño marron de viajes finalizados, de dias creados con el sentimiento de fracaso o intentos perdidos.

 Ahora es el otoño que renueva sus ramas, el que prepara nuevos brotes, de sueños, de fantasias, de nuevos posibles.

 Camino de nuevo, es el mismo sendero, pero ahora mis pies no arrastran dias pasados, ellos ahora empujan y apartan, dejan el suelo libre y limpio, hay que dejar sitio para todas aquellas que han de llegar, las nuevas, las futuras, las posibles.

 Y mis manos………comienzan a buscarte.

 

Anuncios

Un momento

Me gusta pasear a estas horas, vacías de gente con prisas, llenas de espacios por los cuales detenerme y poder contemplar sin prisas.

Ya se que quizás, en estos tiempos, no sea muy seguro, sobre todo, por parques casi a oscuras, poco frecuentados, pero es a estas horas cuando mas disfruto de mis momentos mas íntimos.

Y seamos sinceros, ya me conoces, no soy precisamente un bocado fácil, mis gesto adusto, e incluso cierto físico poco proclive a dejarse intimidar, me ayuda a tener cierta libertad y tranquilidad para pasear.

Quizás es lo mas me sorprendió, verla allí, en un banco sola, sin animal de compañía presumible de pasear, una simple mirada que le lance y ninguna que recibí.

No le di mas importancia, aun yo, con mi inagotable curiosidad por el ser humano, se que en ciertos momentos, necesitamos nuestra propia intimidad y solo me limite a imaginarme mil y un motivos distintos para que se encontrara a esas horas y ahí, recordé que no hace mucho, yo mismo estuve en un banco parecido, horas y días, solo pensando, recordando, decidiendo, penando incluso, así que…….

Me di la vuelta.

Se que quizás ella a verme pasar de nuevo, podría creer en mas de una intención oculta y deshonesta, pero no fue así.

Estaba llorando.

Me senté a su lado, lo más alejado de ella que me permitía el asiento del banco, solo me limite a sacar los pañuelos y ofrecérselos.

Ella se dio cuenta que había alguien a su lado, tal era la pena que le embargaba que ni cuenta se dio hasta entonces de mi presencia.

Mirada con temor ante una mano extendida y una breve sonrisa sin palabras que decir.

Gracias.

Solo una palabra por su parte.

Yo permanecí ahí, a su lado, dos extraños sin decir nada, ambos quizás sorprendidos, y ambos esperando ver quien comenzaba ha hablar, a retirarse, a decir cualquier cosa…..

Pero el tiempo seguía pasando, y no podía retirarme, había iniciado algo, debía continuarlo, debía acabarlo, así que solo surgió una frase.

¿Puedo ayudarte?

Y su mirada, llena de lagrimas que brillaban por la luz tenue de las escasas farolas de ese parque, sus ojos…..pero fueron sus labios los que dijeron… ¿puedes escucharme?

Asentí, y ahí comenzó una noche que acabo con la salida del sol, con el frió del amanecer, con los ruidos propios de la ciudad que despierta.

Historia común, poco original dirías incluso al conocerla, amores prohibidos, no correspondidos, el ansia de tu vida que crees acabada, el casi convencimiento de que el es el único capaz de llenar tu vida solo con una mirada, un gesto, una caricia, una sonrisa lejana en la distancia, un hola en una pantalla fría incluso.

Poco hable, ella solo me pidió que la escuchara, no quería ser juzgada, ella misma era la mas estricta juez, jurado y verdugo, pero si que asentía ante algún comentario, si que mi cabeza iniciaba un gesto de negación ante alguna de sus afirmaciones.

Su historia acabo con el sol ya mas alzado, su mirada casi avergonzada por haber contado algo tan intimo a alguien tan desconocido, casi esperando un discurso, un consejo, e incluso quizás, una recriminación por ciertos pensamientos que en un momento determinado, yo los había conocido bien, ella había experimentado.

Pero solo pude decirle….

¿Tomamos un café?, es la hora del desayuno y tengo hambre.

Su mirada indicaba que se sorprendió, pero luego lo entendió.

Pagina en blanco

Una pagina en blanco, asi he comenzado el dia, un cafe con leche a un lado, la pluma en el otro y en medio, las paginas en blanco de mi diario,

llamarme pretencioso por lo que dire ahora, pero es algo que he pensado en ocasiones y que creo que hoy he entendido a la perfeccion.

Cuentan que a Miguel Angel le preguntaron por su David, por como fue capaz de concebirlo, a lo que el respondio que el no creo nada, simplemente se limito a quitar el marmol que sobraba, que el David siempre estuvo ahi, una vieja anecdota repetida y escuchada un sinnumero de veces, pero que nunca crei entender.

Hasta hoy.

Hoy he comenzado a escribir y sin darme cuenta, las lineas surgian, las ansias por contar, por compartir contigo estas lineas, han ido apareciendo, y si bien, hay sentimientos que me son imposibles de transcribir, al menos por ahora, mi capacidad para ello es relativa, no lo es el placer que me causa saber que estas leyendo lo que escribo.

Dia gris, es verdad, con cierto calor en el ambiente, y con aun mas calor en los dedos al trazar una letra tras otra.

Paabras, frases, oraciones, mil y una forma diferentes de decir que los sentimientos, los placeres, los miedos incluso, toman forma y que los compartes con quien deseas.

Deseos que cada vez son mas intensos, porque mas intenso es el placer que me causa.

Como tu, y tu tambien, y por supuesto no puedo olvidarme de ti, aquella que………, bueno, ya sabes quien eres, la causante de todo este deseo.

Y es ese deseo el que sin duda ha motivado que siga escribiendo, contando aqui, en estas paginas en blanco, todo aquello que se que nunca te dire, quizas si, quizas no, pero solo la espera y el sueño hacen que sea grato el simple pensamiento de que tal ocasion ocurra.

No cuento nada nuevo, no invento fantasias, ni plasmo sueños, solo quito el blanco de una pagina para que aparezcan las letras que al leerlas, tenga la creencia que te seran gratas.

Espero, deseo y cuento con ello, de que el simple pensamiento en ti, siga permitiendome borrar el blanco de las paginas.

Cuidate.

90 minutos.

Es fiesta en el pueblo, y como tal, entre otras actividades esta el teatro, y el titulo de la obra que representan me ha hecho pensar.

La obra en cuestion se basa en lo que hariamos si supieramos con total y absoluta certeza, que solo nos quedan los proximos noventa minutos de vida.

Parece facil, supongo que la gan mayoria escogeria una recortada, municion suficiente, y a cargarse a todo hijoputa que uno conoce, pero claro, no solo nos faltaria municion, sino tambien tiempo, y aun que nos lo pusieran delante nuestro, uno detrás del otro, seguirían habiendo demasiados.

El otro grupo miraria de tirarse, beneficiarse, hacer el amor, sexo, con toda aquella mujer, hombre o cabra, para gustos colores, que uno siempre soño.

Y luego estan, los que yo denomino innombrables, osease, algunos como yo, que, pensandolo friamente, escogeriamos vivir esos ultimos noventa minutos, como hemos vivido los anteriores noventa mil millones de minutos anteriores.

Desayunaria mi increíble café con leche, con ese croissant relleno de nocilla que solo te tomas un dia a la semana, leeria un capitulo de ese puñetero libro que tanto te absorve y por el cual, no dabas un duro, llamaria al incordio de mi hija, al que no puedo dejar de pensar ni siquiera cinco minutos, cosas de estar orgulloso de ella, que se le va ha hacer, quizas llamarias a aquella persona que nunca te atreviste….aunque si antes no lo hiciste, para que vas ha hacerlo ahora?.

Nada de llamadas, enviare un wasap, es mas moderno y ademas gratis.

Eso si, te llamaria para volver a escucharte, ya sabes que me encanta oir tu risa.

Veo que ya han pasado unos cuarenta y cinco minutos, me queda la mitad, lo aprovechare para ese chupito que solo te tomas cuando llega el finde o la noche, pues hoy me lo tomare por la mañana¡¡¡.

Saldria a la calle, hace sol, el viento es suave, las mujeres van hermosas, aunque a mi siempre me lo han parecido, cosas que tiene el que me encanten.

Me sentare en ese banco, y recordare, los sueños, las mañanas, las noches en que despertar era una pesadilla, esa sonrisa, ignorare recordar miserias y dolor, porque en mis noventa minutos, solo quiero recordar el placer que he tenido en esos noventa mil millones de minutos anteriores.

Y como no, mi ultimo pensamiento, sera para ti

Sueños?

Sueño.

No el que tienes tras horas o dias durmiendo poco o por cansancio que se te acumula.

No.

Me refiero a un sueño.

Soñar.

Despertarte y mirar hacia ese rincón sin ver, sin saber si sigues soñando, con ese latido en el pecho queriendo ser el mas rapido…..

Con aquella imagen, la ultima, guardad en la memoria, incluso, no se si a ti te ha ocurrido, con cierto olor añadido.

Giras la cabeza, quizas observas el techo, mirando con una vision de rayos X porque ves mas alla, quizas lo hagas en el lado contrario de donde has despertado, y vuelves la cabeza ahí, donde tus ojos han visto sin ver, deseando ver aquello que solo en tu cabeza aparecio.

Su rostro.

Su olor.

Esa suavidad que conociste.

Me rio de los que aseguran que uno no sueña en color, que no sueña olores, que todo es un proceso bioquimico del hipotalamo, del sueño REM, que son fases, que la vigilancia de nuestro cerebro primitivo que nos advierte, de los miles y miles de años de evolución, de los………tonterias¡¡¡.

Nadie de ellos, pero que ninguno de ellos, ha tenido esos sueños, porque los afortunados que nos hemos despertado como al principio, sabemos que no es asi, que somos capaces de soñar con esa blusa de color crema que deslizamos sobre sus hombros, recordamos el olor que aparecia sobre un trozo de piel al descubierto o la increíble suavidad de un rincón o pliegue de su cuerpo.

¿Pero y si no fuera solo un sueño?

¿Y si cada dia tuvieramos la oportunidad de hacerlo real?

¿Y si fuera real?

Muerte

Todo comenzo con una pelicula, uno de mis actores favoritos y una excusa para escribir.

Belleza oculta, Will Smith y el tiempo, el amor y la muerte.

No suelo buscar motivos para escribir, simplemente noto la necesidad entre los dedos de aporrear el teclado, incluso ya hay letras que estan sueltas jajajajaj, pero, en esta ocasión……

La pelicula me cautivo, no ya por la interpretacion de los actores, opinion siempre variable y correcta para todos y cada uno de nosotros, sino por la premisa de que era lo importante en la vida.

Los motores que la rigen, el tiempo que dedicamos a quien sabe que, el amor que podemos llegar a profesar y de que forma a quien queremos, y por ultimo, el final de todo ello.

¿El final?

Intente hacerlo sobre el tiempo en primera instancia y luego sobre el amor, y bueno, habeis sido muy benevolos conmigo en vuestras opiniones y comentarios, porque siempre le encuentro pegas a todo aquello que escribo, quizas como una especie de escudo ante la idea de creerme increible, que lo soy sin duda¡¡¡ jajajajaja.

Pero hoy me toca lidiar con la muerte, el ultimo y quizas no, recurso que nos queda en este mundo, toca acabar esta trilogia de ideas que me han hecho pensar , reflexionar y, algo que me sorprende, asumir viejas historias propias, asi que, sin mas …….

La Parca, el barquero del Hades..Caronte, La llorona, La Novia Fiel, El Angel de la Muerte, Thanatos, Hela, Azrael, Morrigan, Kali, Anubis………y asi seguiria con un numero casi incontable de terminos, un nombre para cada civilizacion, para cada religion, para cada cultura, para cada epoca del ser humano.

Es algo inevitable el adorarla, exaltarla, celebrarla, entristecerse por su presencia y como no, en esta epoca especial del ser humano, el ignorarla.

Pero por mucho que nos empeñemos, al parecer este personaje de nuestra existencia siempre vence, mas tarde o temprano, siempre gana.

Asi que, si ya sabemos quien seria el ganador de la pelea….porque ese afan en ganarla?

¿Tan ilusos somos en la contienda?

¿Tan cruel es su llegada?

No voy a discutir las maneras en las que se presenta en muchos momentos, harto dolorosas y crueles en muchas ocasiones, pero tambien, y sin defenderla, hay otras, muchas otras, que solo nuestra negativa a su aparicion, la rodea de un dolor innecesario, en dias eternos de agonia, y si la envolvemos, como en ocasiones he tenido ocasión de contemplar, con ideas religiosas de por medio……creeme, he llorado muchas veces de impotencia deseando que llegara cuanto antes y que acabase con el sufrimiento de quien lo estaba padeciendo mientras, lentamente, ella se acercaba casi gritando…..dejad que le alivie de su sufrimiento¡¡¡¡

Del tiempo y del amor hay un sinfin de citas, en muchas de ellas se aboga por aprovechar los momentos, por la certeza de las decisiones que se tomen, por recordarnos lo mortales y finitos que somos, por nuestro paso por esta realidad en la que estamos, si, hay un monton de citas, refranes, cuentos incluso, pero pocos sobre ella, sobre la muerte.

Me diras que hay estudios que abogan porque es solo un transito, algo parecido a lo que promulgan muchas religiones, con el anuncio de un paraiso y de un infierno, según sea nuestra actitud en la vida, si, incluso hay otros que abogan por un multiverso en el que ese paso, es solo para cruzar el portal de otro mundo, otra dimension, otro universo, en el que volvemos a nacer, y vuelta a comenzar.

Me dices que tambien estan los que se reencarnan, bueno, no voy a discutir cual es la mejor de todas ellas, o en cual creo yo, ello no me hara ser diferente a lo que ya soy, o a quien crees que soy, pero si creo que te dire cual es mi opinion o postura.

Me cojere una mezcla especial, cojere la indiferencia de los antiguos samurais, los cuales, y corrigeme si me equivoco, asumian esa llegada como algo seguro e inevitable y ante la cual, la unica preocupacion era haber hecho lo correcto y honorable.

La mezclare con un poco de ciertos mandamientos, versiculos, suras, en fin , todas aquellas recomendaciones que hacen las religiones, en las que, y sorprende encontrarlas, hacen hincapie en la convivencia pacifica entre las personas.

Quizas incluso le añadire, no, quizas no, le añado mi particular postura de ser feliz, de no cejar de intentarlo y al decirte ser feliz, la acompaño con el deseo de no padecer agonia ninguna mientras viva.

Somos capaces de decidir cuando estamos capacitados para votar, cuando somos conscientes de los actos que hacemos, a la hora de juzgarlos, pero nos seguimos resistiendo ha hablar de ella, de la muerte, es como si al nombrarla, le estuvieramos llamando a gritos para que viniera a buscarnos, quizas antes de lo que el destino o la genetica ha escrito para nosotros, quizas por ello, nos erigimos en jueces para decidir cuando otra persona decide poner fin a una situacion, si su decision esta tomada según lo legalmente, social e incluso religiosamente, aceptado.

Seamos sinceros, si ha de llegar, al menos para mi, me encontrara con una sonrisa, espero que con un buen chupito de Maccallands, mi licor preferido, quizas hasta fumandome una pipa, con mi memoria llena de momentos increibles con mujeres, con la sensacion certera de dejar un legado impresionate con mi hija y con mi inagotable curiosidad, aquella que aun poseo en ese momento crucial, para que pueda decirle a la cara……vamos a ver que me traes¡¡¡¡¡