Esos momentos

Me resulta curioso observar a la gente, ya sea desde el asiento de un vagon de metro, bien paseando por una calle, ya sea quizas desde el semaforo mientras espero que arranque el color verde y acelerar de nuevo mi moto…..en todas esas ocasiones, siempre encuentro algo que me llama la atencion.

Pensaras que tengo mala memoria, al fin y al cabo, la gente siempre suele hacer los mismos gestos, con variantes desde luego, pero basicamente siempre son los mismos, asi que, porque me sorprenden?.

Quizas sea eso, esos pequeños detalles que nos marcan la diferencia, esa breve nirada que me lanza quien esta sentada a unos bancos de distancia de mi, en el metro, cansada quizas de mirar una pequeña pantalla de movil, con esos eternos auriculares que, creo sinceramente, seran parte de nuestra evolucion futura, y que se sorprende que alguien le este observando, quizas como parte de una costumbre en este mundo, en el cual, pasamos uno al lado del otro como si fueramos inexistentes.

Quizas tambien sean los otros detalles, los que me hacen sentirme que aun nos queda esperanza como especie, esos otros detalles, la sonrisa en una mirada al ceder el paso a una mujer, acto muy machista sin duda, teniendo en cuenta el dia de hoy, dejar unas pocas monedas en el platillo de uno de los innumerables mendigos con los que te tropiezas, y en los cuales ese gracias, que no todos te dan, hay tanta amargura por su situacion como agradecimiento por compartir lo que tienes.

De todas formas, aun existen demasiados momentos en el dia, en que las ganas de coger una recortada y liarte a solucionar problemas por la rapida, drastica diras, pero siempre efectiva manera de resolverlos, me hacen olvidar que tipo de personas somos, pero por suerte, esos breves momentos pasan, o quizas mas bien es que no tengo la recortada.

Pero estan ahi, no se pueden enmascarar, las lineas en una pantalla, lecturas de otros que, como yo mismo, vomitamos en un blog, como terapia, como desahogo, con enormes ganas de compartir, generosos hasta lo increible, porque no ponemos ningun tipo de control sobre quien nos leeera, lineas que corregimos sin cesar en ocasiones, lineas que, tras leerlas, esbozamos una sonrisa, por fuera o por dentro, lineas de otros, que nos perturban, nos hacen reflexionar en otras, pero que nunca nos dejan indiferentes.

Vivimos en una sociedad tremendamente comunicada, tremendamente sola, aislada en cortos espacios, rodeados por un sinnumero de iguales, continentes enteros de desconocidos, salvo quizas, y es un quizas muy flojito, por islas de otros desconocidos que les agrada compartir, que esperan leer algo de otros, que como ellos, aun siguen manteniendo esa esperanza que nos diferencia del resto de las especies, incluida la propia nuestra.

Son esos momentos, como el de ahora mismo, por los que vale la pena seguir leyendo, seguir escribiendo, seguir creyendo.

Anuncios

4 comentarios en “Esos momentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s