Te estraño

En ocasiones es una cancion….

Una escena de una película ya vista cincuenta veces, pero que en ese momento……

Cierta frase oida o dicha por un conocido o escuchada en una conversación al azar….

Y tambien, como no, solo dos palabras……Te extraño.

Y aquí me tienes, con musica en mis oidos, las ventanas entreabiertas, dejando entrar el frescor de la noche, y con mil deseos de poder plasmar aquí, entre estas lineas, todo aquello que solo dos palabras han sido capaces de causarme.

Supongo que básicamente, y científicamente tambien, se presupone en el hecho de haber compartido mil y una experiencias, coincidir en posturas tomadas al unisono, y aclaro que son posturas personales¡¡¡¡, horas y horas compartiendo un mismo lugar de trabajo, de estudio, o de simple compartir la compañía de la otra persona.

Y me doy cuenta que tambien te extraño.

Y no es lo mismo que echar de menos, o al menos es lo que siento.

Porque al extrañarte, solo me invade cierta calidez en mi recuerdo….

Extraño tu sonrisa al vernos……

El asiento del tren mientras leia……

Ese hola al saludarnos…..

Esa mesa del bar del pueblo, mientras esperaba que vinieras para hablar…..

Ese afan mio por escribirte algo adecuado……

Lei que extrañar es el precio que de ha de pagar por los buenos momentos, y ahora entiendo y valoro, todos aquellos momentos que pase contigo, y que, nunca he dejado de pensar, puedo volver a tener.

No se trata de cantidad, tampoco caeré en lo fácil de la calidad, sino mas bien, en aquello que se me permitio sentir.

En alguna ocasión fueron solo unos breves instantes, pero que aun permanecen en mi memoria, en otras fueron toda una serie de momentos, de dias que transcurrieron llenos de fugaz magia……..

Y es una magia tan poderosa, que me permite creerme afortunado, porque de tener otra vida mas parecida a lo que me rodea, llena de vacíos, de rutinas impuestas y creadas, de resignación incluso por ese miedo constante a no querer atreverse, me encuentro con una vida llena de momentos, llena de rostros, llena de fugaces instantes que hacen palidecer al instante en que dicen, se creo el universo.

Es cierto, te extraño…….

Pero solo porque tuve el placer de saber de ti….

No todos han sido tan afortunados.

Espera

Espera…..

El café se va enfriando entre lo dedos….

No dejas de mirar, con la vision de rayos x que posees, tras las puertas del bar donde esperas, crees que la siguiente sera ella…..

Recuerdas el ultimo mensaje, pero te aseguras releyendo una y otra vez en esa fria pantalla que, últimamente, tan importante y necesaria se te ha vuelto en tu vida, en tu dia a dia.

Recuerdas el porque, el como, el cuando, y todo ello apenas te merece unos segundos de tiempo, estas pendiente de verla aparecer, quizas con el semblante presuroso por saber que la estoy esperando…….

Y, claro esta, cinco milesimas de segundo que tu vista desaparece de la puerta, quizas mirando el reloj, agitando quizas ese café del cual, apenas conservas ya un breve poso liquido, ella esta a tu lado, sonriendote, con un hola en sus labios y la pregunta de rigor….¿hace mucho que esperas?.

Ya me ha pillado.

Si le digo que siempre llego media hora antes……. malo.

Si le digo que apenas acabo de sentarme……malo.

Si le digo que estaba nervioso como un colegial por si no venia…….malo.

Asi que, miento como un bellaco, y le digo que no tengo ni idea, que no me habia dado cuenta de la hora que era, que estaba distraido con la tele del bar…¡¡¡¡puñetas!!!! esta cerrada, que estaba mirando el periodico, que por cierto, no tengo encima de la mesa, ni cerca ni nada de nada, asi que saco el recurso del movil, el cual estaba actualizando o cualquier otra palabra que se asemeje a que conozco la tecnología esta del demonio.

Y comenzamos a ponernos al dia, le cuento, ella me cuenta, me rio, ella se rie, me pregunta, yo le pregunto, y sin darme cuenta, estamos en la calle, previo pago del café que me habia tomado antes, eso si, en fin, comenzamos a andar por las calles, no dejamos de hablar, aunque para ser sincero, ella es inacabable¡¡¡, pero me gusta oirla, al fin y al cabo, no deja de sorprenderme el mero hecho de que le guste mi compañía, y le gusta¡¡¡¡, algo de lo cual, ella misma reconoce con alegria y sorpresa.

Y al igual que yo mismo, estamos llenos de dudas, de no saber si es lo correcto o acertado, nos contamos nuestros miedos, y sin darnos cuenta, nos hemos sentado de nuevo, la conversación se llena de silencio complice, y al retomarla, ambos nos encontramos comodos, y nos lo comunicamos sin decirlo, solo reclinandonos en las sillas.

En ocasiones, las esperas valen la pena.

 

Recuerdos

Es un punto peligroso.

Ves fotos antiguas, quizas no tan antiguas en el tiempo, pero si en el recuerdo de quien las causo.

Aparece la nostalgia, quizas incluso cierta rabia, enfado, palabras que siempre deseaste decir, pero que nunca surgieron de los labios, se quedaron ahí, bien dentro, quizas en reposo, hibernando a la espera de una primavera en la que uno se encontrara mas preparado para despertar.

Y en esta epoca tecnologica ya no sirven solo un papel en blanco y negro para despertarte, colores vivos en una imagen, evocan mil y un recuerdos, risas, canciones, el sonido de unas palabras en un video…….trastocan todo aquello que creias haber superado, echan por tierra ese muro que creias infranqueable, y vuelven a aparecer los fantasmas de momentos vividos y nunca olvidados.

Es peligroso si, pero al mismo tiempo necesario, porque necesitamos el recuerdo de aquellos momentos, ya no solo para recordarnos lo que hicimos o dejamos de hacer, sino tambien para recordarnos aquello que podemos ser.

Porque al fin al cabo, en esta carrera que iniciamos cuando tuvimos consciencia, nada mas peligroso y reconfortante que los recuerdos que vamos creando.

Me surge en la memoria la risa, el color de la camiseta que llevaba, ese olor particular y unico que despertaba deseos confesados, atardeceres llenos de luces, amaneceres llenos de tenues sombras que ocultaban sueños, fantasias ganadas con el esfuerzo de la insistencia en no desfallecer ante los mil y un caprichos del destino…….

Sonrio suave al recordarte.