Diferencias

Que es para ti ser guapo?

Estar bien….

Sentirse con los pies fuertes y el animo firme?

No hace ni un par de dias, en una conversación de café, surgia la pregunta que nos hariamos si pudieramos cambiarnos.

Es obvio, que la gran mayoria de las mujeres se aumentarian el pecho, se quitarian esas cartucheras, se harian un lifting…., cosa que los hombres comienzan a imitar.

Pero….y es un pero muy compartido, los hombres solo nos aumentariamos unos centímetros.

Centímetros?

Si¡¡¡¡¡¡

La eterna discusión de los concursos de miss no se cuantos, en los que las mujeres se comparan en toda y cada una de sus facetas fisicas, que si este pecho esta proporcionado, que si estas piernas son muy delgadas, que si el pelo corto, el pelo largo, las pestañas, e incluso¡¡¡, estoy seguro de ello, se comparan hasta los dedos de los pies.

En cambio nosotros……una cinta metrica y poco mas, porque los hombres, la gran mayoria de ellos, fantaseamos con la idea de unos centimeros de mas, con la dificultad de poder ponernos los calzones bien, fantaseamos con la idea del miedo a pellizcarnosla con la cremallera del pantalón, dado el tamaño que deseamos tener, creemos que mas es mejor.

Si ya lo se, estudios dicen esto, investigadores dicen lo otro, pero a nosotros , si nos lo peguntaran, y si nos atrevieramos a responder con sinceridad, antes que quitarnos esa barriga cervecera, ganada con tanto esfuerzo, esos pelos del pecho que dicen las mujeres que no queda bien, pero en la cual, muchas de ellas, enroscan los deditos……mucho antes que todo eso, nosotros pediriamos unos centímetros de mas.

O quizas de menos, al fin y al cabo, la naturaleza es exagerada en ocasiones

Anuncios

Ser feliz

Eres feliz?
Si, ya lo se, pregunta banal, retórica quizás y , como mínimo, muy difusa.
Pero en realidad es muy simple.
Eres feliz?
Te levantas por la mañana con una sonrisilla de esas tontorronas?
Te invade un cosquilleo por abrir el wasap y encontrar un mensaje de ella , o de el?
Sonríes a medias, al estar a la espera de cualquier cola, pensando en esa persona?
Porque si como mínimo, cumples alguno de esos requisitos, he de decirte que estas siendo encaminado o encaminada, al sendero que todos ansiamos recorrer en algún momento.
Pero quizás no sean esos motivos los que te hacen feliz.
Quizás lo sea ese trabajo que te llena, que te hace dar lo mejor de ti.
Quizás sea el poder conseguir ese artículo con el que llevas soñando tanto tiempo.
Quizás un viaje.
Quizás una película.
Quizás una cena.
Y quizás, como yo, soy feliz porque sonrió al escribirte.
Porque al fin y al cabo, quienes son aquellos que deciden sobre lo que necesitamos para ser felices?
En la gran mayoría de las ocasiones, son gente que aconsejan, en ocasiones con buena intención sobre una postura, decisión o incluso sobre alguien cercano a nosotros.
Pero nada más lejos de la realidad, al fin y al cabo, quien más nos conoce, somos nosotros mismos.
Así que , sonríe, frunce el ceño, pon esa sonrisa tonta, ponte serio, haz lo que desees, pero se feliz a tu manera.
Y como te decía antes…..yo lo soy al escribirte.

 

Como siempre

Hay tanto que decir……..pero mucho más por sentir.

Quisiera decirte que no soy quien piensas, que soy mucho mas de lo que ves, pero como hacerlo, si ni siquiera se como hablarte sin que comience a temblar todo mi ser, si en mas de una ocasión, esta forma estupida mía de no saber que decir, me ha llevado a que me vieras de una forma en la que ni siquiera yo me se reconocer.

Deberías saber como de racional había llegado a ser en mi vida, contemplando y analizando lo que sentía en un determinado momento de mi vida frenando cualquier atisbo de esperanza cuando creía que pudiera no ser correspondido en la misma intensidad en la que yo lo deseaba.

Creía conocer, realmente lo creía, que era el amor, mezcla de sentimientos, química y momentos, y en todo caso, era ajeno a toda esta vorágine que envuelve, a los para mi en aquellos momentos, locos y desdichados seres que se dejaban atrapar por la locura del amor nunca dicho, solo sentido de forma intima y personal.

Hasta que te conocí.

Bueno, quizás no sea lo mas correcto, porque no fue el primer día, ni la primera semana, ni siquiera el primer mes, no, fueron pasando días, semanas, meses, hasta darme cuenta que las breves visitas en las que te veía, algo en mi se iba formando.

Breves instantes en los que resonaba tu voz en mi, en la que un simple apretón de manos, conseguían brindarme la suficiente felicidad para romper todos mis esquemas, para desear con toda mi alma, que el tiempo se detuviera en ese preciso instante y poder seguir sintiendo esa sensación eternamente.

Nunca hemos hablado mas allá de esos encuentros, encuentros derivados de tu trabajo y de mi necesidad de tu experiencia, quizás porque no se como decirte todo esto que me haces sentir, quizás por ello puedas entender el sentido de esta carta.

Carta que escribo como necesidad de poder contar todo esto que estoy sintiendo, sentimientos , para mi desconcertantes y nuevos, y que, como te decia antes, incluso me hacen ser quien no soy realmente.

¿Es amor?

Alguien me dijo que conocer a alguien especial, alguien que te hace remover todo tu ser, que sin razon aparente o evidente, consiguen que tu pulso se acelere, que hace que apenas broten palabras con sentido de tu boca, que incluso trastoquen todos tus esquemas, todo eso y mas…..conocer a alguien asi, es para sentirse afortunado, porque es algo que pocos pueden llegar a sentir en la vida.

Entonces porque duele?

Porque, si es algo tan especial, tanto daño me hace?

Miedo

Miedo.
Un sentimiento que en ocasiones nos ahoga, nos impide dar ese paso, girar la esquina, abrir los ojos, darnos la vuelta al oir ese ruido…..
Lo he conocido personalmente.
En un sinfín de momentos, y en todos ellos siempre estuvo al lado de la duda, si es el paso correcto, si he de girar la esquina, si he de insistir en respirar….y es curioso que quizás tarde en tomar la decisión, pero nunca dude de si era la correcta.
Como ahora.
Miedo a que me ilusione contigo?
Estoy vivo porque me permito seguir ilusionandome, porque me encanta seguir sintiendo interes en algo mas que no sea pasar un día mas, sin atreverme o considerarme que no soy ya digno de ser feliz.
Sonara egoísta, pero es lo que siento….eres una mujer afortunada, no porque te haya besado, porque te escriba, porque haya soñado en hacerte el amor toda una noche, todo un dia, no, nada de todo ello dice que eres afortunada, lo eres porque solo personas especiales  dejó entrar en mi espacio vital.
No haré el amor contigo, no te besare mas, el destino dictara que ambos encontraremos otras personas mas afines, mas cercanas…….que el destino diga lo que quiera, porque yo no me caso con el, lo hago conmigo mismo, y yo me digo que seguiré escribiéndote, dándote los buenos días, que seguiré disfrutando de oírte reír, te todo aquello que me encanta de ti.
Eres afortunada, pues claro, porque no te mereces mas que lo mejor que te atrevas a cojer, y prefiero un …..he fracasado ……a un ……ni lo intente……
Ríe, disfruta de aquello que te hace feliz, deja que otros discutan sobre lo correcto y adecuado de cada momento y situación, porque al fin y al cabo, solo cuenta tu propia opinión.
Y, si, me ilusiono, me encanta ilusionarme, me encanta disfrutar de los buenos momentos que el azar me depara, de los momentos que recuerdo con placer.
No hay sombras?
Muchas, y algunas hasta negras, pero la ventaja es que las conozco y se como enfrentarme a ellas.
Diviertete preciosa, disfruta de cada momento y cuando te despiertes o cuando te acuestes, puedes pensar que hay alguien que te sueña sin haberte tenido, que ríe con tu voz, y que incluso, se permite pensar que un café es mucho mas que un liquido caliente, porque lo toma contigo.
Creete especial e interesante, solo porque lo eres, llena de defectos, seguro, pero no me gusta ilusionarme de sueños, sino de personas a las que pueda tocarle el culo mientras montan a caballito.
Besos preciosa bruja.

 

El apego

En ocasiones…….bueno, casi siempre hay algo que te enciende la chispa, que hace que saques el capuchón del boligrafo, que comienzes a rasgar la hoja en blanco y surgan letras, palabras, frases con sentimientos creidos , sino escondidos, si algo reprimidos, quizas incluso descubramos que son novedosos, solo porque nuestra memoria selectiva, para aquello que le interesa en ocasiones, nos dice que son inmaculados en su nacimiento.

En mi caso fue la palabra apego.

 

El apego. Un monstruo, grande y temible que se nos engancha en la piel como la resina.

 

En concreto, esa fue la frase exacta que me sacudio como un terremoto, y si a priori, definirlo como monstruo, grande y temible, hace suponer que todo aquello que vino a continuación, era una colección de desilusiones y fracasos plasmados en unas lineas,,,,,pues va ser que no.

Si que es cierto, que en ocasiones, es sano desprenderse de el, cuando actua como una losa, que nos impide retomar el paso normal nuestro en esta vida, que nos impide dar la vuelta a esa pagina vital en la que estamos viviendo, y de la que , en ocasiones, nos cuesta tanto decidir si nos quedamos en ella o no.

Pero tambien es sano tenerlo presente.

Recordar aquellos objetos que nos hicieron felices, que nos marcaron toda una serie de sensaciones, aquel collar con el que jugueteabas cuando lo viste y aun mantenias entre tus dedos para que no viera como de nerviosa estabas,

Aquel jersey de color cualquiera, que llevabas siempre cuando hacias el mismo acto, la misma cosa, pero que siempre te daba sensaciones diferentes, emociones para acumular en el recuerdo.

Aquel llavero, aquel reloj, la pulsera de la suerte, el bolso de las entrevistas……..

Se nos engancha como la resina¡¡¡¡¡

Como un album de fotos lleno de instantes¡¡¡¡¡

Si, lo necesitamos, para llenar todos esos vacios de esta vida, pretendida por nuestra parte de cuasi inmortal, pero en realidad muy corta, para seguir formando de todo aquello que nos mantiene unidos en nuestro dia a dia, para seguir creando momentos que se mantengan en nuestro recuerdo y como no, para poder seguir olvidando aquellos que deben ser olvidados.

Es interesante el apego, el recuerdo que me causaste, la excusa para verte, el recuerdo de la alegria y del dolor, para poder seguir siendo yo mismo.

Lleno tengo mi rincón, mi estantería de recuerdos, de sensaciones, y como no, tengo mucho apego a todos y cada uno de ellos, objetos frios e inanimados para otros quizas, pero que para mi, estan llenos a rebosar de historias, de fechas, de actos, y de donde, en ocasiones, tengo mi reserva de fuerza, para aquellos momentos que pudiera necesitar.

Y como en otras estanterías en las que, en pocas ocasiones he de reconocer, saco el polvo, guardare un rinconcito para mas objetos, quizas un reloj, quizas una portada de un libro, quizas un pañuelo, quizas, otro momento para que, como la resina, se enganche en la piel.

 

Sentir

Quizas sea verdad, que en el preciso instante que decidimos compartir nuestra vida, es en ese momento en que se siembra la semilla de la desilusion por no conseguir aquello que se ha ansiado.
Podriamos pasar por la vida ofreciendo solo momentos, momentos de placer, sin compromisos, sin ataduras, sin planes de futuro compartido.
Suena bien, descartariamos separaciones, divorcios, recriminaciones por no haber llegado a superar espectativas ajenas, incluso propias en ocasiones, celos….. la lista es larga.
Si, suena bien.
Pero, y siempre hay un pero,  ¿en que nos convertiriamos?.
Piensa en todo lo que hemos creado en nombre de la aventura de compartir la vida,  canciones de amor y de desamor, obras de teatro, hemos descubierto tierras lejanas, planetas incluso, a los que hemos nombrado como aquella que llevabamos en nuestro interior, hemos aguantado a pie firme los empujes del destino, sin importarnos la fuerza con que se nos dirigia, sin movermos un milimetro, solo porque ella estaba detras, y que el infierno se congelase antes que dejar que a ella le rozara simplemente, cualquier gota, brisa u otro elemento.
Si, quizas sea mejor no buscar nada mas que momentos, sin ataduras, sin compromisos…….pero entonces no podria levantarme cada dia con la esperanza de conocerte, de contarte una historia, cantarte una cancion al oido, susurrarte mil y una tonterias, pensar en las horas que restan para acariciarte… que quieres que te diga? me declaro un hombre de sentimientos, no de actos.