Seguir

Os acordais de cuando eramos pequeños?
De cuando nos haciamos alguna herida y todo nuestro afan era rascar esa costra?
Las veces que nos decian que nos iba a quedar marca!!!.
Si,me acuerdo, y aun conservo en esta piel alguna de aquellas marcas, y en realidad las veo y recuerdo con una mezcla extraña de orgullo y , porque no decirlo, de reconocer que tontos lo eramos un buen rato.
Pero hay otras heridas, que al igual que las de la infancia , uno ha de dejar que la costra se caiga sola, evitar una cicatriz mayor, y lo sabemos, sabemos que es lo correcto, pero….. misterios de la condicion humana, nos negamos a resistir la tentacion de ver como se esta cicatrizando.
Nos equivocamos, las de la piel, esas cicatrices que se ven, podemos esconderlas casi siempre, pero las otras… las heridas de nuestro animo, estas se ven a km de distancia, y estaa son inposibles de ocultar.
Nos empecinamos en no admitirlas, en negar la presencia de ellas, pero estan ahi, y solo hay una manera de curarlas.
Admitiendo la herida, si, me hirieron, me heri yo mismo, me hirio ella, me hirio el, y aun asi, las llevo con cierto, sino orgullo, que seria malo, si las llevo con el convencimiento de haberlo intentado. porque solo si pruebas ganas, solo si lo intentas lo consigues, y solo si te hieren, podras dejar que te curen.
Hoy es el dia de una herida mia, y tambien es el dia que ha caido la costra, hoy es el dia que puedo enseñar que esa cicatriz es porque lo intente.
Aun me queda piel para mas intentos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s