Heme aqui de nuevo

Heme aqui de nuevo, tras esta noche pasada, gritando al sol que no apareciera, rogando a dioses incontables que me permitieran no ver la luz del astro rey, tan increible era cada instante que compartiais conmigo.

Recuerdo todos y cada uno de los momentos, recuerdo ese beso fugaz que me prodigabais en mi rostro, ese latido que se detenia cuando alzabais el rostro  al preguntarme que deseaba, y yo, incapaz de pensar en nada mas que en la mera vision de vuestro cuerpo, solo cubierto por el sudor de instantes previos, no acertaba a pensar en nada mas.

Dejad mi dama, que solo pueda pediros que , esos labios que con tanto apremio espero cada dia, sean prodigos en caricias, que vuestras manos, que tienen el poder de estremecerme, recorran cualquier rincon de mi cuerpo.

No puedo pediros nada, porque en vos ya lo tengo todo, vuestro placer es el mio, vuestro grito es el mio, cuando os estremeceis yo me estremezco.

Y a fe que , galenos y demas hombres , mas ilustrados que yo, han intentado descifrar el porque de tal poder, pero se han visto imposibilitados , ya que ellos no han tenido la fortuna de sentir el placer de vuestra mirada.

Se dice que la sangre corre por todo nuestro cuerpo, que nuestro corazon la reparte equitativamente, si, eso dicen, pero en mi, al sentir vuestros besos, al notar como vuestras manos me acarician, mi corazon se detiene, mi sangre se espesa, y solo me queda el pensamiento de quitaros lentamente y sin descanso, gemidos sin pausa.

Me acerco a vos en silencio, en la oscuridad de la noche, acerco mis manos a vuestro cuello al cual le prodigo besos, mis manos recorren cada uno de vuestros pechos y no dejan de recorrer cada uno de los rincones que atesoran vuestras piernas, asi como mis labios, no dejan de saborear y recordar a que tan dulce elixir no quedan nunca saciados,

El dia aparece, y en el, los sueños se esfuman, y solo me queda vuestra vision, vuestra risa y el eterno goce de vuestros labios en mi imaginacion.

Pero soy afortunado, porque si bien, todo esto que os cuento, esta inscrito en fuego en mis sueños, la realidad es que un simple beso, calido, lento, como el de hoy, me da materia para seguir soñando, aunque solo sea una eternidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s